Tsakhia Elbegdorj, reelegido presidente de Mongolia

Le presidente saliente Tsakhia Elbegdorj ganó por escaso margen, pero en la primera vuelta, la elección presidencial contra su rival, el campeón de lucha Badmaanyambuu Bat-Erdene, y podrá seguir aplicando en su segundo mandato su política de apertura a los capitales extranjeros, según los resultados preliminares anunciados este jueves.

Elbegdorj, del Partido Demócrata, recabó un 50,23% de votos, indicó la Comisión Electoral Nacional, y precisó que los resultados comprenden la totalidad de los sufragios pero siguen siendo "preliminares" mientras se efectúa un nuevo recuento y se oficializa.

Su principal rival, Bat-Erdene, del Partido Popular Mongol (MPP), consiguió un 41,97% de votos.

Natsag Udval, del Partido Popular Revolucionario Mongol (PPRM, excomunistas), primera mujer en Mongolia que aspiraba a la presidencia, sumó un 6,5% de votos.

Los comicios del miércoles, que transcurrieron sin violencia, estuvieron dominados por la búsqueda de una redistribución más equitativa de los beneficios generados por los gigantescos recursos mineros del "país de las estepas", motor de un espectacular auge económico, con un índice de crecimiento espectacular de un 17,5% en 2011 y del 12,3% el año pasado.

Los tres candidatos abogaban por una mayor redistribución de esta nueva riqueza, que ha originado colosales fortunas en un país donde el salario medio es de unos 200 dólares mensuales.

Esta retórica en la campaña electoral causó algunas fricciones con los poderosos inversores extranjeros --Rio Tinto, Turquoise Hill Resources, entre otros--, actores importantes en el boom económico de este inmenso país, enclavado entre China y Rusia, y que posee enormes reservas de carbón, cobre y oro, hasta ahora prácticamente por explotar.

nc-str/ple/et/jmr.