México: arrestan al dueño de un bar donde secuestraron a 12 jóvenes

Agentes de la fiscalía federal mexicana detuvieron en un operativo antidroga al presunto dueño de un bar de la Ciudad de México donde fueron secuestrados 12 jóvenes el 26 de mayo, informó el viernes en un comunicado la dependencia.

Ernesto Espinosa Lobo fue detenido junto con otras ocho personas en el barrio de Coyoacán, al sur de la capital mexicana, "en posesión de diversas dosis de narcóticos", dijo la fiscalía.

Una vez que Espinosa Lobo fue identificado, los agentes lo entregaron a la fiscalía capitalina "para dar cumplimiento a la orden de localización y presentación que obra en su contra por el caso 'Heaven'", nombre del bar donde fueron plagiados los 12 jóvenes.

Por ese caso han sido detenidas otras tres personas, dos de ellos trabajadores del bar y una mujer, que la prensa ubica como la pareja de Espinosa Lobo.

El sábado pasado las autoridades de la capital mexicana ofrecieron una recompensa de 7.400 dólares por información sobre el paradero de 12 jóvenes, entre ellos uno menor de 16 años.

El bar "Heaven" está situado en la turística y comercial Zona Rosa, a pocos pasos de la secretaría de Seguridad Pública. En 2011 ya había sido clausurado brevemente por la desaparición de otro hombre, cuyo paradero aún se desconoce.

El miércoles, día en el que se cumplió un mes del secuestro, un contingente de unas 300 personas vestidas de blanco y con veladoras en mano, compuesto por familiares y amigos de los 12 jóvenes, efectuaron una peregrinación hacia la Basílica de Guadalupe de la capital mexicana para orar por sus vidas.

El fiscal de la capital mexicana, Rodolfo Ríos, que se ha reunido en varias ocasiones con los familiares, ha dicho que en principio la razón del plagio apunta a una disputa entre dos pandillas -La Unión y Tepis- dedicadas a la venta y distribución de droga que operan en el conflictivo y céntrico barrio de Tepito, donde viven algunos de los jóvenes desaparecidos.

Según versiones periodísticas, una línea de investigación relaciona el caso con el asesinato reciente de un traficante de drogas al menudeo cometido en otro bar de la capital que también distribuía cocaína en el "Heaven" con la presunta autorización de su dueño.

Otra línea, según la prensa, apunta a que el cártel de Juárez realizó el secuestro para exigir que le sean devueltos 20 kilos de cocaína y 2 millones de dólares que le habría robado una de las pandillas de Tepito.

jg/cd