Unas 500 toneladas de peces mueren en río mexicano por contaminación

Al menos 500 toneladas de peces murieron por asfixia luego de que la presa donde habitaban, situada en el oeste de México, fue contaminada por residuos de una empresa clandestina que elabora comida para ganado, informó el lunes una autoridad local.

La empresa, que no tendría permisos para operar, vertió la semana pasada de forma clandestina cientos de litros de melaza, un derivado de la caña de azúcar que acabó con el oxígeno, en un canal que desemboca en la Presa Hurtado, del municipio de Acatlán de Juárez, del estado Jalisco, dijo a la AFP el alcalde de esa localidad, Emeterio Corona.

"Aquí está el daño, la afectación al medio ambiente y al sustento de todos (los habitantes de la comunidad) ¿De qué van a vivir? Me indigna. Lo vamos a denunciar. Esto es una tragedia", acusó el alcalde al pie de la presa de donde los pescadores seguían sacando miles de peces muertos.

Las carpas y mojarras murieron porque "la melaza acabó con el oxígeno del agua" y el saldo es de "al menos 500 toneladas" de peces muertos, comentó de su lado Arturo Arceo, integrante de la cooperativa de pescadores de la comunidad de San Pedro Valencia, donde está la presa, a unos 400 km de la capital mexicana.

Unas 180 familias dependen de la pesca en la presa Hurtado. El alcalde de Acatlán de Juárez ha solicitado ayuda al gobierno para ellas.

La mañana del lunes los pescadores continuaban sacando peces asfixiados de la presa que tiene una extensión de unas 600 hectáreas.

str-jg/lp/dg