Seis presidentes de Unasur se reunirán en Bolivia para analizar incidente con Morales

Los presidentes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Surinam, Venezuela y Uruguay asistirán este jueves a una reunión de la Unasur en la ciudad boliviana de Cochabamba, que analizará el incidente que vivió el presidente Evo Morales en Europa, donde varios países le denegaron el permiso para ingresar en su espacio aéreo, informó el organismo en Quito.

Seis mandatarios "han confirmado su presencia" en ese cónclave: Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Nicolás Maduro (Venezuela), Cristina Kirchner (Argentina), José Mujica (Uruguay) y Dési Bouterse (Surinam), señaló el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alí Rodríguez, citado en un comunicado.

"El resto de las naciones (Brasil, Chile, Colombia, Guyana y Perú) informarán posteriormente el nivel de su representación", agregó el reporte. Paraguay está suspendido temporalmente del organismo.

La secretaría de Unasur, cuya sede está en Quito, señaló que el encuentro fue solicitado por el presidente ecuatoriano "con el fin de conocer sobre los lamentables hechos acontecidos" a Morales el martes, cuando regresaba a Bolivia procedente de Rusia.

"El objetivo de la cumbre es el pronunciamiento de Suramérica sobre el virtual secuestro del mandatario boliviano por varios países europeos, que impidieron el sobrevuelo del avión presidencial en clara violación de las leyes y normas internacionales", afirmó el venezolano Rodríguez.

El funcionario agregó que la cita también analizará la relación de los países europeos implicados en el hecho con los miembros de la Unasur, "pues todos ellos tienen intereses importantes en la región y habrá que definir si bastará con una excusa diplomática o se adoptarán otras medidas".

Francia, Portugal, Italia y España decidieron prohibir que el avión de Morales cruzara por su espacio aéreo, según Bolivia por temor a que transportara al estadounidense Edward Snowden, acusado de espionaje en su país por haber difundido un programa de espionaje de las comunicaciones a nivel global por parte del gobierno de Barack Obama.

Dicha negativa obligó a Morales a aterrizar en Viena, aunque París, Lisboa e Italia revirtieron luego sus medidas después de que el gobierno de La Paz asegurara que en la nave no estaba Snowden, quien se encontraría en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú.

axm/str/cd