Cineasta James Cameron evoca su "maquiavélica" idea de impulsar la tecnología

El cineasta James Cameron aseguró este miércoles en Ciudad de México que "Avatar" (2009), su última realización cinematográfica, fue creada de forma "maquiavélica" para impulsar innovaciones en la computación gráfica, una tecnología que utilizará en la segunda y tercera entrega de ese revolucionario filme.

"Decidí sentarme a hacer 'Avatar' para impulsar la tecnología. Fue una decisión muy maquiavélica", dijo el cineasta canadiense ante cientos de entusiastas jóvenes mexicanos, que asistieron a su conferencia magistral en el marco de un festival sobre nuevas tecnologías aplicadas al arte y entretenimiento.

"Tenía sólo una idea (de lo que el filme debía ser), no tenía ni la solución ni sabía como hacerlo, pero resultó en algo que proyectó el uso de la CG (computación gráfica). Fue un parteaguas", comentó el artista, quien compartió el escenario con el director mexicano Alfonso Cuarón.

Crear tecnología para lograr un filme en vez de crear un filme partiendo de la tecnología que ya existe "¡es como saltar al vacío!", exclamó.

"Es por eso que tenemos tantas canas", bromeó Cuarón, quien estrenará este año "Gravity", una película de ciencia ficción protagonizada por los estadounidenses Sandra Bullock y George Clooney, que también requirió de nueva tecnología.

Las herramientas técnicas para hacer cine "son cada vez mejores y eso me emociona mucho", dijo un sonriente Cameron, quien descartó revelar los trucos que hicieron posible "Avatar", pues al concebir esa película "quería que fuera un sueño colectivo".

Sin embargo, adelantó que utilizará esa tecnología en las cintas que ya trae bajo la manga: "Avatar" 2 y 3, así como "Battle Angel", un filme basado en el manga japonés del mismo nombre que trata sobre "una época de transhumanos y de lo que implica un estado rápido de evolución".

El cineasta alentó a los jóvenes a crear sus propias obras cinematográficas ahora que "las nuevas herramientas tecnológicas son más democráticas y que se puede hacer una película casi de forma instantánea".

Cameron enfrenta actualmente una demanda por un supuesto plagio que habría utilizado en "Avatar", una película que le valió numerosos premios Oscar y que resultó la más taquillera de la historia con 2.700 millones de dólares recaudados en todo el mundo. Le sigue "Titanic" (1997), también de Cameron, con 2.200 millones.

Nacido en Canadá en 1954, Cameron se inició como director con el filme de ciencia ficción "Terminator" (1984), aunque también incursionó en el género de documental marino.

yo/lp/cd