España y Chile intercambian experiencias de éxito en política medioambiental

Santiago de Chile, 8 jul (EFE).- El secretario de Estado de Medio Ambiente de España, Federico Ramos, dijo hoy en Santiago que España y Chile pueden enriquecerse mutuamente compartiendo experiencias de éxito política medioambiental y de calidad de aire.

Ramos -quien hoy se entrevistó con su homólogo chileno, Ricardo Irarrázabal, y participó en la inauguración del Encuentro Iberoamericano de Medio Ambiente-, identificó el mantenimiento de la calidad del aire como "uno de los principales retos de todas las grandes ciudades del mundo".

El secretario de Estado de Medio Ambiente explicó a Efe que algunas medidas contenidas en el Plan Nacional de Calidad del Aire, aprobado recientemente en España, podrían aplicarse en ciudades de Chile que, como Santiago o Temuco, soportan altos índices de contaminación atmosférica.

Federico Ramos señaló que, de la misma forma, para España también sería provechoso aprender de cómo Chile ha gestionado problemas concretos o específicos, como la incineración de biomasa o la quema de leña.

Respecto de las energías renovables no convencionales, un área en la que Chile tiene un gran potencial, Federico Ramos aseguró que "España puede aportar mucho", ya que cuenta con empresas muy innovadoras que han desarrollado una avanzada tecnología.

Según Ramos, esas compañías "pueden ayudar a desarrollar la matriz energética en el ámbito de las energías renovables, tanto en eólica como fotovoltaica, que es donde Chile puede tener un campo mayor de desarrollo".

La experiencia española en energía fotovoltaica o solar empezó en la década de los ochenta, con lo cual "sabemos qué es lo que funciona y podemos compartirlo", añadió.

Respecto a la aplicación de la fiscalidad medioambiental, sintetizada en la idea de que "quién contamina paga", Ramos dijo que, más allá de la fiscalidad, se trata de un principio que ha inspirado la legislación medioambiental.

No obstante, precisó que esta máxima no debe interpretarse al revés, es decir, que el que paga tiene derecho a contaminar, pues "esa sería una mala lectura", porque "más que los impuestos, la idea es incentivar conductas más sustentables".

Según el secretario de Estado de Medio Ambiente, "España está desarrollando una fiscalidad medioambiental más verde, lo cual no significa subir la presión fiscal", pues, en su opinión, no hay que subir necesariamente los impuestos, sino desplazar los tradicionales hacia un enfoque más medioambiental.

Respecto al reciente anuncio del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, Ramos dijo que "sería interesante que otros países grandes emisores se sumen a ese compromiso internacional". EFE