Rebajan alerta por tormenta "Chantal" en R.Dominicana, donde causó un muerto

Santo Domingo, 10 jul (EFE).- El Servicio de Meteorología de la República Dominicana rebajó hoy la alerta en el país emitida ante el paso de la tormenta tropical "Chantal", que causó la muerte de al menos una persona tras bordear el sur de la isla.

No obstante, la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) advirtió que se mantiene el aviso de inundaciones y deslizamientos de tierra.

La rebaja de amenaza fue emitida en momentos en que los primeros vientos de la tormenta sacudían a la ciudad de Santo Domingo, capital del país, en medio de lluvias torrenciales en todo el país, cuyas 32 provincias se encuentran en estado de alerta.

Las precipitaciones han obligado a muchos establecimientos comerciales a cerrar sus puertas, mientras que las calles de Santo Domingo, muchas de ellas inundadas, lucían parcialmente desiertas.

Mientras arroja intensas lluvias sobre la República Dominicana, la tormenta tropical "Chantal", que mantiene vientos máximos sostenidos a 75 kilómetros por hora, avanzaba hoy muy desorganizada por el Caribe.

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., con sede en Miami, la última información proporcionada por un avión cazahuracanes "sugiere que 'Chantal' está degenerando en una onda tropical" y es "difícil encontrar su centro".

La ONAMET recomendó a todas las embarcaciones que permanezcan en puerto en las costas atlánticas y caribeñas ya que las condiciones marítimas "se irán deteriorando gradualmente" a medida que "Chantal" siga avanzando hacia el oeste.

Añadió que en ese avance se deberán esperar marejadas con olas de entre dos y tres metros de altura.

Debido a "Chantal" varias aerolíneas cancelaron sus vuelos desde la República Dominicana hacia EE.UU, Brasil y Haití.

Un bombero dominicano murió ahogado cuando trataba de destapar una alcantarilla en un barrio del norteño municipio de Maimón, convirtiéndose así en la primera víctima falta de la tormenta tropical "Chantal", informaron fuentes de este cuerpo. EFE