Designan jueza para que tramite proceso contra el presidente de Guatemala

Guatemala, 11 jul (EFE).- La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala designó hoy a la jueza Jisell Reinoso para que tramite el proceso de antejuicio promovido por un diputado opositor contra el presidente del país, Otto Pérez Molina, por supuestas violaciones a la Constitución.

Un portavoz de la CSJ dijo a la prensa que Reinoso, titular del Juzgado Cuarto de Primera Instancia Penal, deberá analizar la denuncia presentada el miércoles por el diputado Roberto Villate, del opositor partido Libertad Democrática Renovada (LIDER), en contra de Pérez Molina para determinar si existen indicios de delitos.

Villate denunció al mandatario por los supuestos delitos de instigación a delinquir, violación de la Constitución, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes, luego de que el lunes Pérez Molina ordenara a sus ministros no acudir a las citaciones que les realizaran los diputados para acudir al Congreso.

"Esperamos que los tribunales hagan su trabajo, y que actúen conforme a derecho", dijo Villate a los periodistas tras conocerse la designación de la jueza que conocerá la denuncia en contra del gobernante.

El mandatario ordenó a sus ministros no acudir a los llamados de los legisladores para no "perder el tiempo" y que en cambio se dedicaran a cumplir con sus obligaciones.

"La instrucción fue muy clara: no quiero ver ministros que estén asistiendo al Congreso y dejen de atender otras cosas que son más necesarias para atender a la población, que es a la que nosotros nos debemos", dijo Pérez Molina el lunes a los periodistas.

La decisión del mandatario desató un enfrentamiento entre los poderes Ejecutivo y Legislativo de este país, los cuales se mantienen distantes desde hace siete meses debido a la insistencia de algunos opositores de interpelar a varios ministros.

El artículo 168 de la Constitución guatemalteca obliga a todos los funcionarios del Estado a acudir a las citaciones que le hagan los diputados del Parlamento para discutir sobre los temas de su incumbencia.

Según Pérez Molina, su decisión no contraviene las leyes del país, y si en caso los diputados insisten en convocar a los ministros, éstos deberán designar a sus viceministros para que los representen en caso "haya un tema importante que tratar".

"No estoy contraviniendo la Ley, lo quiero dejar bien claro. Lo que no podemos permitir es que los ministros dejen de estar atendiendo el trabajo que tienen que hacer por estar sentados tres, cuatro horas en el Congreso, en donde no tienen ningún provecho", subrayó el gobernante.

Francisco Cuevas, secretario de Comunicación de la Presidencia, dijo este jueves a los periodistas que la denuncia presentada en contra de Pérez Molina "esta avalada por el derecho de petición" que tienen todos los ciudadanos, y que la misma "fortalece la democracia" del país.

Sin embargo, indicó, la misma no tiene fundamento legal debido a que Pérez Molina "no ha cometido ningún delito", ya que la orden que dio a sus ministros "está basada en ley".

Cuevas dijo que el artículo 168 de la Constitución guatemalteca señala que los ministros que no puedan acudir a las citaciones de los diputados, podrán ser representados por sus viceministros.

"Hay diputados que quieren manipular la ley y no aceptan lo que dice la Constitución", señaló el secretario de Comunicación.

Según la legislación guatemalteca, tras analizar la denuncia, la jueza deberá presentar un informe a la CSJ la que determinará si existen indicios de posible delitos que ameriten iniciar proceso judicial contra el mandatario.

La decisión de la CSJ sería trasladada al Parlamento, que en última instancia, con la votación a favor de las dos terceras partes de los diputados, decidiría si procede o no retirar la inmunidad al gobernante. EFE