Gana elección mexicano que obtuvo acta de defunción para evitar la cárcel

Un hombre que consiguió un certificado de defunción hace casi tres años para evadir a la justicia, ganó una elección para alcalde de un municipio de Oaxaca, en el sur de México.

Leninguer Raymundo Carballido Morales ganó el domingo pasado la elección en el pequeño pueblo de San Agustin Amatengo por solo 11 votos como candidato de una coalición de un partido de izquierda y otro conservador.

Pero ahora la fiscalía investiga como hizo Carballido para simular su muerte y lograr la falsifición de su propia acta de defunción en 2010, con el objetivo de eludir una orden de arresto acusado por violación a una mujer ocurrida en 2004.

Vivito y respirando, Carballido se presentó en los últimos meses en eventos públicos haciendo campaña y dando entrevistas a los periodistas.

Pero dos días antes de la elección, El Tiempo, un diario local de Oaxaca, publicó que su abogado había entregado a las autoridades en 2010 un certificado sobre su presunta defunción.

El documento, que fue certificado por un médico, declaraba que Carballido había muerto por "causas naturales", a consecuencia de un coma diabético, indicó el diario.

Iliana Araceli Hernández, subprocuradora estatal para crímenens contra la mujer, dijo a la AFP que se "inició una investigación de oficio para determinar la existencia de algún delito en base a la información publicada por los medios".

La directora del registro civil de Oaxaca, Aide Reyes, reconoció que uno de sus oficiales firmó el documento de defunción y que ha abierto una investigación al respecto.

La dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática, uno de los que postuló a Carballido, dijo que de resultar culpable será sustituido en el cargo de alcalde.

Carballido Morales probó una vez más estar vivo al escribir un día antes de la elección en su cuenta de Facebook que fue a la fiscalía "para solicitar informes" sobre las acusaciones en su contra, que calificó como algo "totalmente falso".

"La prueba de ello (es) que ni siquiera hay una denuncia formal", indicó.

str-lp/cd