Organismo electoral de Honduras ratifica que militares no pueden votar

Tegucigalpa, 12 jul (EFE).- El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras denegó hoy una petición del partido que lidera el exjefe castrense y aspirante presidencial Romeo Vásquez, que buscaba que los militares y policías pudieran votar en las elecciones generales de noviembre próximo.

"La petición para que policías y militares puedan votar queda totalmente desestimada, porque en ese sentido la Constitución de la República lo deja claramente establecido", subrayó el secretario del TSE, Alejandro Martínez.

Agregó que el partido Alianza Patriótica Hondureña, del que Vásquez es su candidato presidencial para las elecciones del 24 de noviembre, está en el derecho de acudir a las instancias legales correspondientes si no están de acuerdo con la resolución, que oficialmente será anunciada la próxima semana.

En su petición al TSE, el partido de Vásquez alega que los militares y policías "no son personas de segunda categoría" y que la Constitución les garantiza "el derecho a elegir y ser electos".

La Constitución del país centroamericano señala que "las Fuerzas Armadas de Honduras son una institución nacional de carácter permanente, esencialmente profesional, apolítica, obediente y no deliberante".

Pero Vásquez se aferra a otro artículo que en el capítulo de los ciudadanos señala, entre otros derechos, el de "elegir y ser electo", "optar a cargos públicos" y "asociarse para constituir partidos políticos, ingresar o renunciar a ellos", y advierte que está resuelto a llevar el caso "a todas las instancias legales".

El exjefe militar dijo hoy a Efe, antes de conocer la decisión del TSE sobre la petición de su partido, que en las elecciones los miembros de las Fuerzas Armadas no controlan el material electoral, sino que solamente lo transportan y resguardan.

Los que distribuyen el material "son los custodios electorales que pertenecen al Tribunal Supremo Electoral", en camiones del Ejército, subrayó Vásquez.

El partido que encabeza Vásquez es uno de los cuatro surgidos tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien pretendía reformar la Constitución desoyendo impedimentos legales.

"Lo único que nosotros pedimos para militares y policías es que tengan el derecho a ejercer el sufragio, nada más", reiteró Vásquez, quien en las últimas encuestas sobre la intención de voto de los hondureños no figura entre los primeros cinco lugares.

En los comicios de noviembre participarán, por primera vez, nueve partidos políticos. EFE