Exsecretario de Transporte argentino está prófugo tras orden de detención

Buenos Aires, 13 jul (EFE).- El exsecretario de Transporte argentino Ricardo Jaime, considerado próximo al círculo del fallecido expresidente Néstor Kirchner, está prófugo pese a los intentos de la policía por localizarle, después de que un juez dictara una orden de detención en su contra por corrupción.

La Policía Federal allanó durante la noche el domicilio de Jaime en la localidad de Villa Carlos Paz, a unos 730 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, y también su apartamento porteño, pero no pudo localizar al exalto funcionario kirchnerista, informan hoy medios locales.

"No se va a presentar porque no están dadas las mínimas garantías para hacerlo", aseguraron allegados a la defensa de Jaime, quien ocupó la cartera de Transporte entre 2003 y 2009, citados por los diarios "Clarín" y "Nación".

Las fuentes agregaron que Jaime apelará la decisión judicial de negarle la posibilidad de eludir la prisión a cambio de una fianza.

El juez Claudio Bonadio ordenó el viernes la detención del exsecretario por considerar que "existe peligro de fuga y de entorpecimiento de las investigaciones".

Ricardo Jaime, relacionado con quince procesos por distintos casos de corrupción, fue procesado por fraude contra las arcas públicas por dos millones de pesos (unos 380.000 dólares) por el pago de sobreprecio en obras públicas en el ferrocarril Belgrano Cargas.

Además, aparece involucrado en varias causas por otros delitos de corrupción que incluyen enriquecimiento ilícito y aprobación irregular de concesiones.

El exsecretario de Transportes y su sucesor, Juan Pablo Schiavi, tendrán que sentarse en el banquillo por el accidente ferroviario de la estación porteña de Once que costó la vida a 51 personas en 2012.

Durante la investigación, la Justicia concluyó que el servicio en esta línea se prestaba con "graves deficiencias" y que los funcionarios del área de Transporte no tomaron medidas al respecto.

Jaime se hizo cargo de la Secretaría de Transporte en 2003, cuando Néstor Kirchner llegó al poder (2003-2007), y tuvo una participación fundamental en el proceso de expropiación de Aerolíneas Argentinas al grupo español Marsans. EFE