Guerrillero de las FARC decide fugarse tras ser obligado a matar a un amigo

Bogotá, 13 jul (EFE).- Un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desertó y se entregó a la Armada Nacional en el sur del país tras ser obligado a asesinar a un amigo, informaron hoy fuentes oficiales.

El desertor, identificado por la Armada Nacional sólo con el alias de "Chispa", pertenecía al frente 48 de las FARC y se entregó en el municipio de La Tagua, departamento del Putumayo (sur).

Según la Armada, alias "Chispa" ingresó a los 19 años a las FARC, donde inicialmente fue miliciano encargado de realizar extorsiones a comerciantes y ganaderos de los sectores de Mecaya y Yurilla, en el sur del país.

El desertor narró que la decisión de huir de la guerrilla la tomó recientemente, después de que Robinson Cucarro, uno de los cabecillas del frente 48, ordenó juzgar en un consejo de guerra a un joven de 17 años que había perdido un fusil de madera usado en los entrenamientos, proceso en el que se le condenó a muerte.

"Cuando todos los camaradas dijeron que estaban de acuerdo en que fusilaran a mi amigo, Robinson me preguntó y yo le dije que no estaba de acuerdo, entonces sacó un revolver y me dijo: ¿Ah sí?, pues si no está de acuerdo usted es el que lo tiene que matar", relató, según el comunicado de la Armada.

Luego de asesinar a su compañero en presencia de los demás guerrilleros, alias "Chispa" fue obligado a cavar una fosa para enterrarlo.

"Era la primera vez que le quitaba la vida a alguien y lo que más me afectó es que era alguien con quien había compartido mucho", agregó, según el comunicado de la Armada.

Tras fugarse de la guerrilla, alias "Chispa" pasó casi tres días en la selva hasta que encontró a la tripulación del buque de la Armada "Sejerí" y se entregó.

Este año quince integrantes del frente 48 se han entregado a unidades de la Fuerza Naval del Sur, según la Armada. EFE