Humala aseguró que economía de Perú terminará el año mejor de lo que empezó

Lima, 13 jul (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, aseguró hoy que la economía del país "no nos debe angustiar, porque sabemos que vamos a terminar el año mejor que como empezó", al comentar las expectativas de crecimiento económico anual.

A dos semanas de cumplir dos años en el gobierno, Humala dijo que el debate en Perú "es si crecemos 6,1 % ó 6,5 %" al finalizar el 2013.

El año pasado, el Producto Interno Bruto (PIB) de Perú creció 6,3 % animado por actividades como la construcción y el consumo interno.

"No es un debate, como en Europa, en que no sabemos si crecemos o decrecemos, ó si terminamos el año en azul o en rojo", expresó el mandatario durante una visita de trabajo en la selva central del país.

Humala destacó las recientes declaraciones en Lima del magnate mexicano Carlos Slim, de que Perú dejará de ser considerado un país en vías de desarrollo dentro de 10 años.

"Las palabras de una persona como Carlos Slim son valederas, pero hay que verlo con humildad. El Perú trabaja por ser cada día mejor, y ya hemos dejado las peleas del pasado", indicó.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis Castilla, dijo que el incremento de la confianza del consumidor en Perú, reportado por el Banco Central de Reserva, de 54 a 56 puntos en junio, genera expectativas optimistas sobre el aumento del Producto Interno Bruto (PIB).

Castilla afirmó, en declaraciones a Radio Programas del Perú, que esas cifras demuestran que los consumidores, representados por la clase media, siguen dinamizando la economía y compensa el menor dinamismo del contexto internacional.

El titular de Economía admitió, sin embargo, que "es difícil" ver obras del gobierno en el segundo año de gestión, pero que los resultados se observarán en los próximos tres años con la realización de grandes proyectos, como la Línea 2 del Metro de Lima y el gasoducto del sur.

Castilla estimó que, al final de este mes, se habrán adjudicado en Perú alrededor de 12 proyectos de inversión por 2.000 millones de dólares. EFE