Toledo dijo a sus partidarios que hipótesis de corrupción está descartada

Lima, 13 jul (EFE).- El expresidente peruano Alejandro Toledo explicó a sus partidarios que la compra de inmuebles en Lima por casi 5 millones de dólares, atribuida a él, fue hecha por su suegra, con lo cual rechazó la hipótesis de presunta corrupción, según declaraciones del legislador Renán Espinoza publicadas hoy en Lima.

Toledo llegó la madrugada del viernes a Lima para responder el próximo lunes ante la Fiscalía por la investigación abierta contra él por presunto enriquecimiento ilícito.

El exmandatario (2001-2006) se reunió ayer con los legisladores de su partido Perú Posible en un hotel capitalino para explicarles los detalles de la compra de una lujosa casa y una exclusiva oficina por casi 5 millones de dólares, realizada por su suegra Eva Fernenbug el año pasado a través de una empresa creada en Costa Rica.

El legislador Renán Espinoza declaró al diario La República que "ha quedado demostrado que la compra de las casas fue hecha por (Eva) Fernenbug y (el empresario Josef) Maiman y, por tanto, el ex presidente Toledo no tiene nada que ver".

Fernenbug, de nacionalidad belga y de 85 años, tiene una investigación abierta en la fiscalía peruana por presunto lavado de activos y Maiman ya se ha presentado ante el Ministerio Público para dar su declaración sobre las adquisiciones de la suegra de Toledo que el empresario avaló desde Costa Rica.

"La hipótesis de posible acto de corrupción con dinero mal habido ha sido descartada y los abogados ya están trabajando en ello", indicó Espinoza a su salida de la cita con Toledo y su abogado Luciano López.

El congresista dijo que su bancada, formada por 15 parlamentarios, no necesita reafirmar su respaldo a Toledo porque "él sigue siendo la cabeza de la bancada".

La reunión de Toledo con sus partidarios también sirvió para coordinar el apoyo de su bancada a las propuestas hechas por el oficialismo en la designación de un grupo de autoridades y la aprobación de proyectos de ley.

El partido de Toledo apoyó la elección de Ollanta Humala en el 2011 y en los dos años de gobierno ha actuado en el Congreso en alianza con el oficialismo, lo cual ha permitido, según algunos sectores de la oposición, que el Parlamento evite abrirle una investigación sobre las millonarias compras de inmuebles hechas por Fernenbug. EFE