Vicepresidente colombiano llega a Tibú para reanudar diálogos con campesinos

Bogotá, 13 jul (EFE).- El vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, dijo hoy a su llegada al municipio de Tibú en el departamento de Norte de Santander (noreste), que quiere dialogar con los campesinos del Catatumbo pero no partir de cero sino del punto en que las negociaciones fueron suspendidas esta semana.

"No queremos empezar de cero, queremos tener en cuenta lo que llevaban adelantado los voceros de los campesinos y el Gobierno en los pasados diálogos", señaló Garzón a los periodistas.

El vicepresidente viajó hoy a la región del Catatumbo (noreste) para asumir las riendas de la negociación con los campesinos que protestan desde hace 34 días ante el fracaso de los intentos anteriores de buscar una salida a las protestas.

Las negociaciones anteriores se suspendieron el pasado jueves ante la falta de un acuerdo sobre la creación de una Zona de Reserva Campesina (ZRC) y la suspensión de la erradicación manual de cultivos de hoja de coca, pedidas por los campesinos.

"Yo, como vicepresidente de la República, y de acuerdo a la orientación del presidente Juan Manuel Santos, quiero ser garante del respeto recíproco y de que creemos confianza para que todos podamos contribuir a disminuir la violencia y a consolidar espacios de confianza", agregó Garzón.

Por su parte, César Jerez, líder de los campesinos expresó también la voluntad de sus representados para encontrar una solución a la crisis que se registra en la región.

"Tenemos todas las propuestas, un pliego, una metodología y nuestra voluntad, pero esperamos que esta vez el Gobierno sí responda con la voluntad necesaria para llegar a acuerdos que solucionen la profunda crisis económica, social y humanitaria del Catatumbo", dijo.

En enfrentamientos registrados el viernes entre campesinos y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía que intentaron impedir el avance de algunos campesinos hacia Tibú se registraron 17 heridos, dos de ellos policías, según informaron hoy las autoridades locales.

"Los enfrentamientos dejaron 17 heridos, dos de ellos policías, pues los manifestantes usaron ácidos y explosivos artesanales y los que quedaron y encontramos fueron destruidos", aseguró el general Yesid Vásquez, comandante de la Regional número cinco de la Policía Nacional. EFE