Casi un centenar de muertos por las intensas lluvias en China

Pekín, 14 jul (EFE).- Al menos 99 personas han fallecido y unos 160 siguen desaparecidos por las intensas lluvias que desde principios de julio azotan diferentes regiones de China, y que han provocado graves inundaciones y corrimientos de tierra que afectan ya casi a dos millones de personas.

Las provincias afectadas son Sichuan y Yunnan, al sur del país, Henan, en el centro, y Shaanxi, al noroeste.

En esta última región, la cifra de muertos subió hoy a 26 debido a las lluvias que comenzaron el 3 de julio, según el último balance oficial actualizado este domingo.

El Gobierno local, a través de la agencia Xinhua, informa de que hay 116 heridos y 260.000 afectados.

En esta región, la lluvia ha causado 3.710 corrimientos de tierra y han provocado el corte del tráfico en más de 120 carreteras. Los costes económicos ya alcanzan los 1.470 millones de yuanes (236 millones de dólares, 180 millones de euros).

En la provincia sureña de Sichuan, el número de muertos por un corrimiento de tierras ocurrido el miércoles ha ascendido ya a 43, después de que las autoridades recuperaran 25 cuerpos más este fin de semana.

El desprendimiento se registró a las 10.30 de la mañana del miércoles (2.30 GMT) en la localidad de Zhongxing, en el término municipal de Dujiangyan, en Sichuan, una de las ciudades más afectada por el terrible terremoto de Wenchuan donde en mayo de 2008 fallecieron 90.000 personas.

En esta zona, aún 118 personas siguen desaparecidas o no pueden ser directamente contactadas, según comunicó el vicealcalde Chen Yangjie.

El corrimiento de tierras enterró once viviendas tras las fuertes tormentas, las más severas que vive el municipio desde 1954, según el diario oficial "China Daily".

No sólo en la provincia de Sichuan, sino también en la de Yunnan y Henan, el temporal causó la muerte de al menos 30 personas esta semana.

Según datos sobre las tres regiones en conjunto, alrededor de 160 de ciudadanos siguen desaparecidos.

De acuerdo con las autoridades, las lluvias torrenciales, acompañadas en ocasiones de granizo, ocasionaron graves inundaciones y corrimientos de tierras que afectaron a 1,67 millones de personas.

El centro y sur de China sufre cada año, especialmente en los meses de verano, inundaciones y desastres naturales relacionados, que en 2010 causaron 4.000 muertos, la cifra más alta en una década. EFE