Relanzamiento de las relaciones Francia-México tras años de tensión

Francia y México marcaron este lunes de manera solemne el relanzamiento de sus relaciones bilaterales con la visita del ministro de exteriores francés, Laurent Fabius, tras siete años de tensiones por el caso Florence Cassez.

Cassez, encarcelada por complicidad con una banda de secuestradores durante un proceso plagado de irregularidades, fue liberada el pasado 24 de enero por la justicia mexicana.

Seis meses después, este lunes, el presidente Enrique Peña Nieto y Fabius inauguraron un Consejo Estratégico franco-mexicano integrado por dirigentes de empresas, parlamentarios y representantes del mundo cultural.

Asimismo, anunciaron un fondo de inversión franco-mexicano de 250 a 500 millones de dólares en el campo de la aeronáutica.

El consejo, copresidido por Philippe Faure, exembajador de Francia en México, y Jorge Castañeda, exministro mexicano de Relaciones Exteriores (2000-2003), tendrá 27 miembros.

Por parte de Francia incluye entre otros a los presidentes de los grupos industriales Safran, Schneider Electric, GDF Suez, Danone, EADS, de la RATP, así como al escritor Régis Debray. Del lado mexicano figuran los presidentes de la cadena Televisa, de las compañías aéreas Aeroméxico e Interjet, y la actriz Salma Hayek.

Fabius llegó a México en la fiesta simbólica del 14 de julio, día nacional de Francia, para "dejar atrás" los roces generados por el caso Cassez que llevaron a la anulación del año de Francia en México 2011.

En el segundo de sus dos días de visita, Fabius señaló su deseo de que los dos países "ocupan un lugar singular". Francia y México "son Estados bisagra que siempre buscar unir a la comunidad de las naciones por encima de las divisiones políticas, económicas y religiosas", dijo.

La agenda política de los dos países incluye la promoción de los derechos humanos, la lucha a favor de la abolición de la pena de muerte, contra el crimen organizado, el blanqueamiento de dinero y el fraude fiscal.

En el aspecto económico, Francia aspira a mejorar sus inversiones y su parte de mercado en México (limitada al 1%), un país centrado en su alianza de libre cambio con Estados Unidos.

Prueba del encauzamiento de las relaciones bilaterales es el anuncio de una visita del presidente de Francia, Francois Hollande, a México en 2014. El socialista celebrará el cincuenta aniversario de la visita del presidente francés Charles de Gaulle en 1964.

Según afirmó Fabius, se trata de buscar que "todo vuelva a empezar". "Como en los tiempos del general de Gaulle queremos caminar con 'la mano en la mano'", dijo en referencia al histórico discurso pronunciado en español por el presidente desde el balcón del Palacio Nacional de México.

jcb/jr/jb/mmz/du