Chevron invertirá 1.240 millones dólares en Vaca Muerta tras acuerdo con YPF

Buenos Aires, 16 jul (EFE).- La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51 % de las acciones a la española Repsol, y Chevron firmaron hoy un acuerdo para explotar el yacimiento no convencional de Vaca Muerta con una inversión inicial del grupo estadounidense de 1.240 millones de dólares.

El acuerdo se anunció apenas un día después de que el Gobierno de Cristina Fernández decretara una ventajosa reglamentación para las petroleras con inversiones mínimas de mil millones de dólares, prácticamente a la medida de Chevron y del convenio suscrito con YPF, que ha provocado críticas en la oposición.

Además, la entrada de Chevron en Vaca Muerta ha desatado protestas en Buenos Aires y Neuquén por parte de organizaciones sociales y políticas y de comunidades aborígenes mapuches, tanto por temas de seguridad ambiental como por el mantenimiento de la soberanía argentina sobre los recursos naturales.

El acuerdo fue suscrito hoy en Buenos Aires por el presidente de YPF, Miguel Galuccio, el titular de Chevron, John Watson, y el responsable de la estadounidense en las operaciones de exploración y producción en África y América latina, Ali Moshiri, quienes se han reunido también con la presidenta argentina, Cristina Fernández.

El acuerdo implica para Chevron un desembolso inicial de 1.240 millones de dólares que, sumados a lo ya desembolsado por YPF, alcanzan una inversión total de 1.500 millones de dólares para la explotación conjunta de petróleo no convencional ("shale oil") en una zona denominada General Enrique Mosconi.

Este área se encuentra en el sector Loma La Lata Norte-Loma Campana, en la provincia de Neuquén (suroeste), según informó YPF en un comunicado.

"Vaca Muerta es un activo de clase mundial y se ajusta perfectamente a nuestro sólido portafolio de recursos no convencionales. Es consistente con nuestro objetivo estratégico de entrar en nuevas y atractivas áreas de forma temprana en el proceso", dijo Watson.

Para Galuccio, esta asociación "es estratégica para la compañía y para Argentina" con vistas a poner "en producción un recurso que puede cambiar el futuro energético del país".

YPF precisó en el comunicado que "una vez otorgada la concesión por parte de la provincia de Neuquén, Chevron desembolsará los primeros 300 millones de dólares".

YPF y Chevron habían suscrito en septiembre de 2012 un memorando de entendimiento sobre Vaca Muerta que provocó una denuncia de la española Repsol en tribunales de España y Estados Unidos.

Desde la expropiación del grueso de sus acciones en YPF, Repsol ha entablado una batalla legal para exigir al Gobierno de Fernández una compensación y mantiene que tomará medidas legales contra cualquier compañía que intente invertir en la petrolera argentina mientras no se resuelva su contencioso.

"Confiscaron a los españoles para regalar la empresa a los americanos", denunció hoy el diputado de la conservadora Propuesta Republicana (Pro) Julián Obiglio en protesta por el acuerdo con Chevron.

"Es una amenaza de muerte para el pueblo mapuche. Le decimos no al convenio. El Estado nos deja desprotegido ante las multinacionales", dijo a Efe Jorge Nahuel, miembro de la Confederación Mapuche de Neuquén, que recordó que es Chevron afronta un juicio millonario en Ecuador por daños ambientales.

Chevron ya tiene presencia en Vaca Muerta, donde posee derechos sobre algunas áreas y desde el año pasado ha perforado tres pozos exploratorios en el yacimiento El Trapial, también en Neuquén, según datos de la compañía.

El área General Enrique Mosconi tiene una superficie de 20 kilómetros cuadrados y allí YPF ya tiene en actividad 90 pozos de petróleo y prevé perforar otros tantos antes de finales de año.

Una vez finalizada la etapa "piloto" del proyecto, ambas compañías prevén desarrollar por completo Loma La Lata Norte-Loma Campana, con un superficie total de 395 kilómetros cuadrados, "para la que se solicitará la concesión", indicó YPF en el comunicado.

Esa segunda etapa requerirá la perforación de más de 1.500 pozos adicionales para alcanzar, en 2017, una producción de 50.000 barriles de petróleo y 3 millones de metros cúbicos de gas natural asociado por día.

YPF, bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, ha firmado memorandos de entendimiento con otras empresas del sector, la también estadounidense Dow y la estatal venezolana Pdvsa, con vistas a lograr acuerdos de sociedad para explotar otras áreas de Vaca Muerta.

La mayor productora de hidrocarburos de Argentina posee derechos para explotar 12.450 de los 30.000 kilómetros cuadrados que cubre Vaca Muerta, formación que se extiende por las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro, Mendoza y La Pampa. EFE

nk-mar/lnm