Cartes promete ante empresarios españoles mantener bajos tributos en Paraguay

Asunción, 18 jul (EFE).- El presidente electo paraguayo, Horacio Cartes, prometió hoy mantener la "baja carga tributaria" de Paraguay y animó a los inversores extranjeros a venir a su país, durante un discurso ofrecido a empresarios españoles.

"Siempre fui un gran defensor de la baja carga tributaria del Paraguay y lo seguiré siendo. Tenemos dos países gigantes al lado llenos de oportunidades, no carguemos impuestos nosotros que vamos a ser receptores de grandes oportunidades", afirmó Cartes durante un desayuno con socios de la Cámara Hispano-Paraguaya de Comercio.

El mandatario electo, que asumirá su cargo el próximo 15 de agosto tras vencer en las elecciones del pasado 21 de abril, pidió que siendo "tan baja" la presión tributario en Paraguay, del 13 por ciento, los empresarios abandonen el "vicio" de la evasión de impuestos.

"Ruego que no juguemos a las escondidas y paguemos, se puede trabajar muy bien con la carga tributaria de Paraguay, soy un defensor de no subir pero con esa carga del 13, paguemos los que no queremos pagar (...), con la carga tributaria de Paraguay se trabaja estupendamente bien", insistió.

El presidente electo recordó su viaje a España, el pasado mes de junio, y alabó el trato recibido del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y del jefe del Estado, el rey Juan Carlos, al que calificó de "seductor en el afecto".

Cartes aseguró que en España "todos decían que quieren trabajar en Paraguay y al mismo tiempo me pedían seguridad jurídica".

"Nos van a ver día a día, hora a hora, hasta conseguir que no nos lo tengan que pedir más. Porque este país va a tener una ley para garantizar las inversiones extranjeras", garantizó.

Cartes animó a los empresarios españoles y paraguayos asistentes a que formularan preguntas, las cuales versaron sobre la situación del aeropuerto internacional de Asunción, el estado del sistema de salud público, el negocio editorial, la lucha contra la pobreza extrema y sobre el impuesto recientemente aprobado por el Senado que grava la exportación de soja.

La ley que grava con un 10 por ciento la exportación de soja y otros granos en estado natural, fue aprobada en la Cámara Alta con el apoyo de la bancada del Partido Colorado, la formación política de Cartes, pese al desacuerdo frontal de los productores de soja.

Los productores, que este año esperan una cosecha récord (el año pasado exportaron 1.577,2 millones de dólares, un 31,02 % menos que en 2011, por la sequía), han pedido que el impuesto grave las ganancias y no la producción.

El futuro presidente convino ayer que es contrario a gravar la producción y aludió a que existen dos proyectos de ley de impuestos al sector agropecuario y que elegirá "el mejor", con el que las partes "estén de acuerdo".

"No tengan miedo a pagar impuestos, no se paga nada. Buscamos la formalización de la economía porque nos va a obligar a pedir factura", explicó.

El desayuno contó con la presencia del embajador español en Paraguay, Diego Bermejo Romero de Terreros, quien declaró que "España apuesta por Paraguay".

"Usted ha agradecido la calidez con la que fue recibido en España, y somos nosotros los que estamos agradecidos, por elegir nuestro país como primera salida al exterior. He tenido el retorno de su estancia en España y ahora mismo hay muchos empresarios haciendo cola, haciendo fila para venir a este país", destacó Bermejo. EFE

sct/ja/sm