Evo Morales se disculpa con Brasil por incidente con avión de Amorim en 2011

La Paz, 19 jul (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, se disculpó hoy con el Gobierno de Brasil porque agentes antinarcóticos registraron sin permiso en La Paz en 2011 el avión del ministro brasileño de Defensa, Celso Amorim.

Morales ofreció sus "disculpas al pueblo brasileño y su Gobierno" en una conferencia de prensa en la que aseguró haberse enterado del incidente estos días por los medios de comunicación.

Agregó que su "Cancillería y la Embajada de Brasil ya habían subsanado este problema, pero no es suficiente" por lo que, mediante el ministerio de Gobierno, se inició una "profunda investigación" para "tomar medidas drásticas" contra los autores del registro.

Los policías no pueden violar convenios y tratados internacionales con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, agregó.

"No es por instrucción del presidente, ni del vicepresidente, ni del gabinete. Siento que algunos oficiales exageraron so pretexto de lucha contra el narcotráfico y no (respetaron) aviones oficiales", comentó el mandatario boliviano.

El Gobierno de Brasil confirmó esta semana en un comunicado que hubo "acciones por parte de autoridades bolivianas que configuraron violaciones de la inmunidad de aeronaves" de la Fuerza Aérea Brasileña, "una de ellas con el avión que llevó al ministro de Defensa en un viaje oficial a La Paz a finales de octubre de 2011".

"El ministro de Defensa brasileño nunca autorizó la inspección" y Brasil envió una "reclamación" a la Cancillería boliviana a través de su Embajada en La Paz, según una nota emitida por ese Ministerio.

La noticia de la revisión del avión de Amorim en La Paz surgió cuando aun estaba candente la polémica por el hecho de que el avión presidencial boliviano fue impedido de sobrevolar y aterrizar en varios países de Europa y tuvo que permanecer 13 horas en Viena a su retorno a Bolivia desde Rusia a comienzos de julio.

Morales ha denunciado que el pasado 2 de julio Italia, Francia y Portugal pusieron trabas a su tránsito por Europa por la presión de Estados Unidos, que sospechaba de la presencia del exanalista de la CIA Edward Snowden en la aeronave presidencial.

También se mostró molesto por la actuación del embajador español en Viena, quien según Morales quiso revisar personalmente el avión presidencial para cerciorarse de que Snowden no estaba a bordo.

La primera versión de prensa sobre el incidente que implicó a Amorim señalaba incorrectamente que la policía requisó su avión para verificar si a bordo iba escondido el senador opositor boliviano Roger Pinto, asilado en la embajada de Brasil desde mayo de 2012.

Esta versión fue desmentida por las autoridades de ambos países, ya que la revisión de la aeronave de Amorim se produjo en 2011.

Morales ratificó ante los medios que Pinto no puede recibir el salvoconducto para ir a Brasil porque en su contra hay una orden de "arraigo" o impedimento judicial para salir de Bolivia por una acusación de corrupción, aunque el senador dice ser un perseguido político del Gobierno boliviano. EFE