General Electric aumenta su beneficio semestral un 8 % propulsado por EE.UU.

Nueva York, 19 jul (EFE).- El conglomerado industrial y financiero General Electric, el mayor fabricante de motores de avión del mundo, anunció hoy que aumentó su beneficio un 8 % en la primera mitad del año propulsado por la fortaleza de los pedidos en Estados Unidos.

El gigante con sede en Fairfield (Connecticut) obtuvo un beneficio neto de 6.660 millones de dólares o 66 centavos por acción entre enero y junio pasados, frente a los 6.139 millones de dólares o 65 centavos por título del primer semestre del ejercicio precedente.

El aumento del beneficio se produjo a pesar del descenso del 2 % que sufrieron sus ingresos en los primeros seis meses del año, hasta los 70.133 millones de dólares, al tiempo que sus gastos operativos se redujeron también en un 2 % hasta situarse en los 62.278 millones.

Por lo que se refiere a los resultados del segundo trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, General Electric ganó 3.133 millones de dólares (30 céntimos por acción), el 1 % más que los 3.105 millones (29 céntimos por título) que en el mismo trimestre de 2012.

La firma registró, además, un beneficio de explotación de 36 centavos por acción, ligeramente por encima de los 35 centavos que habían previsto los expertos, por lo que sus acciones subían un contundente 5 % dos horas después del inicio de la sesión en la bolsa de Nueva York.

La facturación del conglomerado retrocedió entre abril y junio un 4 %, hasta situarse en los 35.123 millones de dólares, principalmente debido al descenso del 3 % que sufrieron los ingresos de su división financiera (que le reportó 11.000 millones), mientras que la unidad industrial cayó el 2 %, hasta los 24.600 millones.

Mientras tanto, sus gastos operativos se redujeron en menor proporción (un 3 %), hasta los 31.394 millones.

La firma, una de las treinta que compone el índice Dow Jones de Industriales, contaba con unos pedidos de 24.100 millones de dólares en el segundo trimestre, un 4 % más interanual, impulsados por la "fortaleza" de Estados Unidos, donde aumentaron un 20 %, mientras que en Europa se elevaron un moderado 2 %.

"En el segundo trimestre, General Electric logró elevar los beneficios de su división industrial en seis de sus siete negocios, reducir los costes estructurales y seguir invirtiendo en crecimiento", dijo al anunciar esos resultados el presidente y consejero delegado de la empresa, Jeff Immelt.

El máximo responsable de la firma aseguró que el entorno empresarial "mejoró ligeramente" frente al primer trimestre del año y, mientras los mercados emergentes permanecen "resistentes", en EE.UU. se constató un "fuerte crecimiento de pedidos". Europa "se está estabilizando pero sigue siendo desafiante", añadió.

La empresa confirmó que cerró el pasado 1 de julio la compra del fabricante de material para la extracción de gas y petróleo Lufkin por 3.300 millones de dólares, una adquisición que forma parte de la estrategia del conglomerado de aumentar su negocio energético e ir reduciendo paulatinamente su división financiera.

"Seguimos ejecutando las prioridades operativas que podemos controlar: cumplir con nuestras metas de reducción de costes, mantener una fuerte posición de efectivo y reducir el tamaño de GE Capital", añadió el consejero delegado de la empresa, por lo que mantuvo sin cambios sus pronósticos para el conjunto del ejercicio.

El buen recibimiento de estos resultados entre los inversores conseguía que las acciones de General Electric se cotizasen a esta hora a 24,85 dólares en Wall Street, de forma que en lo que va de año se han revalorizado el 18,4 % y en los últimos doce meses otros 25,5 %. EFE