Nombran director interino en Escuela de Cine cubana tras caso de ilegalidades

La Habana, 19 jul (EFE).- El cubano Jerónimo Labrada dirigirá en funciones la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de Cuba tras la renuncia de su antecesor, el guatemalteco Rafael Rosal, por un caso de irregularidades detectadas en el centro, episodio que sus responsables dan por "superado".

En una rueda de prensa celebrada hoy en La Habana, la Fundación de Nuevo Cine Latinoamericano, que preside el escritor colombiano Gabriel García Márquez y de la que depende la EICTV, dio a conocer que Labrada, ingeniero de sonido y vicedirector académico de la Escuela, se hará cargo del centro de forma interina al menos hasta diciembre.

En ese mes está prevista la reunión anual en La Habana del Consejo Superior de la Fundación, a quien compete la decisión de designar al director definitivo.

Una investigación fiscal realizada en la Escuela de Cine, radicada en la localidad de San Antonio de los Baños (a 35 kilómetros de La Habana), descubrió irregularidades en su área administrativa que derivaron en la detención de tres empleados por un caso de reventa de bebidas procedentes de la tienda del centro académico.

Según revelaron hace unos días fuentes oficiales, también se detectaron otro conjunto de "irregularidades" e "incumplimientos" de diversas normativas que incrementaron los gastos del centro y que falseaban la contabilidad, entre otras incidencias.

Ante esta situación, el guatemalteco Rafael Rosal, director de la Escuela desde 2011, "tuvo el gesto de poner a disposición su cargo para facilitar el buen funcionamiento de la institución", según confirmó hoy Alquimia Peña, directora general de la Fundación.

Contra Rafael Rosal o contra miembros del plantel docente de la escuela no se han presentado cargos ni son objeto de investigación alguna, precisó Verónica Córdoba, cineasta boliviana y miembro del consejo directivo de la Fundación.

La entidad dio por "superado" el caso de las irregularidades en la EICTV, que coincide con un momento en que el Gobierno de Raúl Castro quiere intensificar su combate contra la corrupción, si bien la Fundación de Cine Latinoamericano no quiso asociarlo a ese contexto.

La entidad también aclaró que este episodio no tiene que ver con la decisión de postergar por un año el ingreso nuevos alumnos en la Escuela, hecho que obedece a razones económicas por la necesidad de reducir gastos en el centro y que se ha aplicado en anteriores ocasiones.

El director interino de la EICTV explicó que había cuarenta alumnos ya seleccionados para iniciar la carrera de cine en septiembre pero se les ha pedido aplazar su ingreso hasta dentro de un año, a lo que la mayoría, según Labrada, ha accedido.

Los responsables de la Fundación reconocieron que la EICTV, una de las instituciones de su tipo más importantes del mundo, necesita reflexionar sobre su modelo de sostenibilidad económica pero negaron tajantemente que la Escuela esté en peligro por las dificultades financieras: "Este proyecto no se va a morir", afirmaron.

"Siempre hemos tenido un equilibrio muy complicado porque es un proyecto muy único, muy atípico. Toda la vida hemos estado buscando formas de que esto continúe. Este proyecto es una utopía y así lo bautizamos desde el día que se fundó", indicó Verónica Córdoba.

Entre las vías de ingresos económicos que tiene la Escuela figuran las donaciones, convenios o ayudas de organismos internacionales, la subvención anual del propio Gobierno cubano, que este año aumentará según la Fundación, así como la matrícula de los alumnos (15.000 euros o 19.650 dólares por tres años de carrera).

Desde su creación en 1986, la EICTV ha graduado a 810 cineastas, incluidos los 34 de la promoción de este año, el 87 % procedentes de América Latina y el Caribe, África y Asia. EFE

sam/ar