Guatemala capturó al cerebro de banda acusada de matanza de nueve policías

Guatemala, 21 jul (EFE).- Uno de los trece delincuentes detenidos por las fuerzas de seguridad como supuestos responsables de la matanza de nueve policías el pasado 13 de junio en el oeste de Guatemala, es el cerebro financiero y logístico de una estructura criminal, informó hoy una fuente oficial.

Se trata de Donald Saúl Villatoro Cano, quien fue detenido el sábado en las montañas del departamento noroccidental de Huehuetenango, explicó a periodistas el ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla.

Villatoro Cano, quien se moviliza en silla de ruedas, fue trasladado la noche del sábado a la capital guatemalteca junto con Ángel Alberto Alquijay, también detenido.

Según las autoridades, Villatoro Cano es el cerebro financiero y logístico de la estructura criminal autodenominada Cartel del Golfo de Guatemala, que dirige su hermano Eduardo, prófugo de la Justicia y supuestamente vinculado con el mexicano de Sinaloa.

La información en poder de la cartera de seguridad interior da cuenta que Donald Villatoro también era el encargado de la fabricación artesanal de drogas sintéticas y del lavado de dinero, mientras que Alquijay era el responsable del traslado de drogas entre el oriente y occidente de Guatemala.

El ministro dijo que en los operativos para capturar a los responsables de la matanza de los 8 policías y el secuestro y posterior asesinato del subinspector César García han sido capturados trece integrantes de la red.

La masacre se produjo el pasado 13 de junio en el interior de una estación policial en el municipio de Salcajá, en el departamento occidental de Quetzaltenango.

La estructura contaba con al menos 50 vehículos todo terreno que han sido decomisados y a los que les habían tramitado matrículas tanto guatemaltecas como mexicana para movilizarse por la frontera entre ambos países.

Según López Bonilla, en los operativos del sábado las fuerzas de seguridad también encontraron unas libretas con nombres de supuestos narcotraficantes con los que Eduardo Villatoro Cano, alias "Guayo Cano", supuesto líder del grupo, traficaba drogas.

Los detenidos han sido trasladados a la capital donde un Tribunal de Alto Riesgo ha sido designado para conocer las acusaciones de asesinato y asociación ilícita, entre otros, que pesan en su contra.

La denominada operación "Dignidad" que puso en marcha el Gobierno y en la que participan más de 1.000 policías, no será desmovilizada del departamento de Huehuetenango, fronterizo con México, hasta capturar a "Guayo Cano", según el ministro.

La matanza de los policías es atribuida a una venganza por el supuesto robo de 1,4 millones de dólares, en el que habría participado el subinspector policial asesinado. EFE