Una pareja homosexual tratará mañana de legalizar su unión en Colombia

Bogotá, 23 jul (EFE).- Una pareja homosexual colombiana intentará formalizar su vínculo ante la ley mañana, miércoles, en un juzgado de Bogotá, dos días después de que el Consejo de Estado dictaminase que dos personas del mismo sexo pueden constituir una familia.

Carlos Rivera y Gonzalo Ruiz, dos activistas del movimiento pro matrimonio gay, acudirán al juzgado del que es titular Carmen Lucía Rodríguez, quien está dispuesta a legalizar su unión conforme al Código Civil colombiano, pero ya ha surgido el primer impedimento.

La magistrada argumenta que hay un vacío legal en la legislación colombiana en torno a este tipo de uniones entre personas del mismo sexo y ha decidido aplicar las mismas normas que hay para el matrimonio civil de parejas heterosexuales a estos dos hombres que se quieren casar.

La diligencia en el juzgado civil municipal número 67 de la capital colombiana está convocada para las 10 de la mañana (15.00 GMT), pero la procuradora para la Infancia y la Familia, Ilva Myriam Hoyos, presentó hoy una solicitud para que se anule la decisión de la jueza de unir legalmente a Rivera y Ruiz.

Hoyos dijo a medios locales que también pidió "la reposición del auto, es decir la solicitud para que la propia juez revoque su decisión".

La pareja que buscará mañana consolidar su unión ante la ley ya ha afirmado que si no consigue su propósito, seguirá intentándolo.

"Seguiremos insistiendo hasta agotar todos los recursos", dijo hoy Rivera a medios locales.

La polémica se presenta un día después de que el Consejo de Estado determinara que las parejas del mismo sexo son familia, puesto que ésta "no depende solo del matrimonio, sino que va más allá de la existencia de un contrato o vínculo formal, puesto que nace de la decisión libre de dos personas que asumen lazos de solidaridad, apoyo, cariño, amor y convivencia".

Desde el mes pasado son muchas las parejas homosexuales que han solicitado formalmente en juzgados y notarías de Colombia la legalización de su unión.

Ello es consecuencia de que en junio venció el plazo dado por la Corte Constitucional al Congreso para que reglamentara el reconocimiento jurídico de las parejas homosexuales con los mismos derechos que el matrimonio civil.

La sentencia del Constitucional, de 2011, ratificó que las parejas del mismo sexo constituyen familia y estableció que si pasado un plazo de dos años, no se había legislado al respecto, esas parejas podrían legalizar su unión por otras vías.

En abril pasado el pleno del Senado rechazó una iniciativa para autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo por 51 votos en contra y 17 a favor del proyecto presentado en 2011 por el parlamentario Armando Benedetti y el plazo venció sin que se aprobará legislación alguna.

Esta semana el Consejo de Estado inició en la línea de la Corte Constitucional con el dictamen de que la familia puede estar constituida por dos personas del mismo sexo que "se profesan amor y desean realizar vida conyugal" y no depende solo del matrimonio.

"La Constitución de 1991 lejos de establecer o fijar una sola concepción de familia, avaló con apoyo en los principios de igualdad y de libre desarrollo de la personalidad, la posibilidad de la configuración de distintos tipos y clases de familia, todos ellas merecedoras de la protección estatal del articulo 42 superior", señala el fallo del Consejo de Estado. EFE