Al menos 22 muertos en México tras una serie de ataques en Michoacán

Hombres armados atacaron a elementos de la policía federal en seis poblados de Michoacán -oeste de México- y realizaron cuatro bloqueos de carreteras, con un saldo de 22 muertos en los enfrentamientos, informó este martes la secretaría de Gobernación (interior).

"Al momento se contabilizan dos elementos de la División de Fuerzas Federales caídos" y 15 heridos, "además de un estimado de 20 presuntos delincuentes abatidos", señaló en un comunicado la Comisión Nacional de Seguridad de la secretaría de Gobernación.

Los ataques, que según la dependencia estaban planeados, comenzaron cuando hombres armados con rifles de alto poder ocultos en los cerros atacaron a los elementos de la policía federal en las comunidades de Arteaga, Infiernillo y El Carrizo, ubicadas en la convulsa zona de Tierra Caliente, donde en mayo pasado fueron desplegados miles de militares y agentes federales.

Los hombres, armados con rifles y granadas de fragmentación, bloquearon las rutas con camiones que fueron incendiados en cuatro tramos carreteros. Una de estas vías es la Siglo XXI, que va hacia el puerto de Lázaro Cárdenas, uno de los más dinámicos del Pacífico mexicano.

Las autoridades dijeron que hasta el momento no se habían contabilizado el número de lesionados que hay entre los delincuentes.

El gobierno reforzó la seguridad en la zona en mayo pasado luego de que en abril en varias comunidades de Michoacán, uno de los estados más pobres del país, se expandieron las llamadas "autodefensas", integradas por hombres armados que afirman estar hartos del acoso del cartel de Los Caballeros Templarios, que extorsiona a la población, secuestra y mata.

Una ola de violencia afectó a la región en los últimos días con una serie de incidentes, que incluyó la muerte de tres policías en Michoacán, cinco que fallecieron emboscados en la misma carretera Siglo XXI y cuatro colgados en otros poblados.

El lunes, cuatro personas murieron cuando pobladores del pueblo Los Reyes realizaban una manifestación contra la policía municipal, a la que acusaban de corrupta, y un grupo de hombres armados dispararon contra los manifestantes desde vehículos.

Son hechos que "lamentamos, que rechazamos, que repudiamos", dijo de su lado Miguel Angel Osorio Chong, secretario de Gobernación (interior), durante una conferencia conjunta que ofreció este martes con Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos.

El funcionario consideró que el repunte de la violencia es una respuesta a la estrategia del gobierno para restablecer las seguridad en la zona y calificó como "cobardes" los ataques a la población civil.

"Daremos con los responsables y por supuesto que seguiremos con el trabajo" para recuperar el territorio en el que las organizaciones criminales mantienen aterrorizada a la población, señaló Osorio Chong.

La violencia en Michoacán se da luego de que hace ocho días fuera capturado Miguel Ángel Treviño "Z-40", líder del cartel de Los Zetas, enemigos acérrimos de Los Caballeros Templarios, un grupo delictivo que predica una peculiar doctrina religiosa y cuyo principal bastión es Michoacán.

La escalada de violencia en el país se inició en 2006 en Michoacán, cuando el expresidente Felipe Calderón, originario de esa entidad, lanzó una ofensiva militarizada contra los carteles de la droga que dejó hasta 2012 un saldo de 70.000 muertos.

str-lp/cd