Peña Nieto dice que su nódulo no es grave y que le fue detectado hace 7 años

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró este jueves que el nódulo tiroideo que le será retirado la próxima semana no es grave, pero los médicos le recomendaron que se lo sacara luego de que le fuera detectado hace unos siete años.

"No es grave. Lo que me dicen los médicos es que no es un tema de gravedad ni nada. Simplemente yo lo he venido posponiendo y creo que ya es un buen momento para hacerlo por propia recomendación médica", dijo el mandatario a periodistas durante un trayecto a bordo del avión presidencial.

El miércoles, la Presidencia mexicana informó en un sorpresivo comunicado que el presidente deberá pasar por el quirófano el próximo miércoles 31 de julio en el Hospital Central Militar para que le sea retirado un nódulo tiroideo benigno.

El despacho informó, asimismo, que tras la operación Peña Nieto tendrá un periodo de recuperación de cuatro días en su residencia oficial de Los Pinos, donde tendrá únicamente reuniones de trabajo privadas.

En la conversación con los periodistas de este jueves, el presidente mexicano explicó que hace entre siete y ocho años que le detectaron este "pequeño quistecito" que tiene en la tiroides.

"La verdad, no lo siento", aseguró.

Preguntado sobre si tiene pensado delegar sus funciones el tiempo que se extienda su operación, como lo hizo el expresidente Vicente Fox (2000-2006) cuando le operaron de una hernia discal en 2003, el mandatario dijo que no ha pensado todavía en ello, pero no lo vio a priori necesario.

"Yo creo que no. Es como si hubiera un encargado en las noches que voy a dormir (...) Ahí lo veremos, ahí vamos a estar, pero obviamente el secretario de Gobernación (Interior) estará muy pendiente", señaló Peña Nieto aludiendo a uno de sus hombres de confianza, el ministro Miguel Angel Osorio Chong.

"Es un sueño muy rápido, un ratito nada más", ironizó el mandatario respecto a su intervención quirúrgica.

Peña Nieto asumió la Presidencia de México en diciembre pasado devolviendo al Partido Revolucionario Institucional (PRI) el poder que le arrebató el Partido Acción Nacional (PAN) durante doce años. Su mandato se extiende hasta 2018.

csc/cd