Consejo de iglesias protestantes rechaza corredor interoceánico en Guatemala

Guatemala, 26 jul (EFE).- El Consejo Latinoamericano de Iglesias expresó hoy su rechazo a la construcción de un corredor interoceánico entre el Pacífico y el Caribe en Guatemala, por considerar que no traerá ningún desarrollo a las comunidades campesinas.

El secretario general del Consejo, que aglutina a 180 iglesias evangélicas, protestantes y luteranas de 20 países, Nilton Giese, dijo en rueda de prensa que el proyecto debe ser bien evaluado para no perjudicar a las comunidades por donde pasará la vía.

Giese comentó que el rechazo se debe a la explotación de los recursos naturales, ya que la propuesta del corredor no contempla ningún plan de desarrollo para los propietarios de las tierras que serán compradas por los inversionistas.

La iniciativa supone la construcción de 372 kilómetros de una carretera desde el Pacífico hasta el Atlántico, que también tendrá una vía de ferrocarriles y oleoductos.

El proyecto, que es respaldado por el Gobierno, según los empresarios, tendrá un costo de entre 10.000 y 12.000 millones de dólares y está previsto que su construcción dure al menos siete años.

El secretario general del Concejo Ecuménico Cristiano de Guatemala, Vitalino Similox, por su lado, dijo que existe preocupación porque los más de 3.500 propietarios que venderán sus tierras no tendrán luego a donde ir.

Además, señaló que las 46 comunidades que atravesará la vía, corren riesgo de quedar aisladas debido a que no podrán cruzar de un lado a otro como lo hacen en la actualidad.

El presidente de la junta directiva del corredor interoceánico, Guillermo Catalán, dijo que se busca convertir a Guatemala en una ruta alternativa al comercio mundial después del Canal de Panamá.

El proyecto, que se comenzó a gestar hace 14 años, generará más de 30.000 puestos de trabajo y llevará desarrollo a los 46 municipios de al menos seis departamentos que cruzará, según el ejecutivo.

Catalán sostuvo que las comunidades no quedarán incomunicadas y que el plan contempla reforestaciones y actividades económicas que generarán oportunidades de desarrollo. EFE