Los libreros quieren contagiar a los guatemaltecos y poner de moda la lectura

Guatemala, 26 jul (EFE).- Con el objetivo de poner de moda la lectura, principalmente entre los niños y adolescentes, arrancó hoy la X Feria Internacional del Libro en Guatemala (Filgua) 2013, considerada la más importante a nivel centroamericano.

Durante los diez días que la Filgua permanecerá abierta, los organizadores prevén que más de 40.000 personas visitarán las salas de exposiciones y participarán en las 350 actividades incluidas en la agenda oficial.

Brenda Monzón, directora de la Filgua, explicó a los periodistas que este año la feria literaria ha sido dedicada a las mujeres guatemaltecas "en su más amplio sentido", como un reconocimiento a las luchas y aportes que hacen a la sociedad.

"La mujer debe cobrar un papel más preponderante. Vemos que hay muchas mujeres que han destacado y que pueden servir de ejemplo", indicó Monzón.

A lo largo de la Filgua se entregarán reconocimientos a treinta mujeres destacadas en diferentes disciplinas, que fueron nominadas por el público a través de las redes sociales.

Además, se ha dado el nombre de escritoras como Leonor Paz y Paz, Luz Valle, Lola Montenegro, Norma Rosa Garci y Luz Méndez de la Vega a las salas en las que se realizarán las actividades de la feria.

El ministro guatemalteco de Cultura, Carlos Batzin, y la presidenta de la Gremial de Editores de Guatemala, Irene Piedra Santa, destacaron durante el acto de inauguración la importancia de este tipo de eventos para promover el hábito de la lectura dentro de los guatemaltecos.

La Filgua "contribuye al objetivo de hacer de Guatemala un país de lectores", señaló Batzín, así como a "inculcar esta práctica en los niños y adolescentes", agregó Piedra Santa.

Escritores y empresas editoriales de Costa Rica, México, Colombia, Estados Unidos, Panamá y Guatemala presentarán sus más recientes obras literarias y participarán en los diferentes talleres literarios y conversatorios.

Durante los díez días que la Filgua tendrá sus puertas abiertas al público se realizaran un total de 350 actividades culturales, académicas y sociales, entre ellas la presentación de 55 nuevas obras literarias.

Más de la mitad de las actividades estarán dirigidas a los niños y adolescentes, como estrategia de los organizadores por "contagiar" a estos del hábito y placer de la lectura como parte del proceso personal de crecimiento.

Según el programa oficial, se proyectarán películas y documentales, se presentarán libros, se realizarán foros, habrá lectura de poesía y talleres de redacción, entre otras actividades.

El escritor guatemalteco, Carlos López, galardonado con el premio Nacional de Literatura "Miguel Ángel Asturias" 2012, señaló durante su intervención en la inauguración de la Filgua que este tipo de actividades son "el camino ideal" para atraer la atención de nuevos y potenciales lectores.

La Filgua coincide con una campaña de "motivación de la lectura" que ha iniciado el ministerio guatemalteco de Educación, que obliga a los maestros públicos a dedicar al menos 30 minutos diarios a leer diferentes textos universales con los estudiantes.

Según cifras oficiales, a 2012 la tasa de analfabetismo de Guatemala era del 17 % y, según las previsiones de las autoridades, esta se reducirá en cinco puntos durante los próximos tres años.

De acuerdo con la Gremial de Editores de Guatemala, la producción y venta de libros se ha incrementado en el país durante los últimos veinte años.

Los niveles de lectura, según estimaciones de los libreros, se ubican entre los cinco y seis títulos anules por persona.

En la IX edición de la Filgua, celebrada el año pasado, estuvo dedicada a la promoción de las escrituras indígenas y contó con la asistencia de más de 35.000 personas. EFE

ca/gf/dmt