Concacaf suspende a DT de EEUU, Jurgen Klinsmann, para final de Copa Oro

El Comité Disciplinario de Concacaf suspendió al director técnico de Estados Unidos Jurgen Klinsmann para la final de la Copa de Oro 2013 que tendrá lugar el domingo en Chicago, anunció este viernes el organismo en un comunicado.

La nota añade que se decidió aplicar el reglamento de la competencia por indisciplina grave de Klinsmann, tras examinar el informe del árbitro costarricense Walter Quesada tras la victoria 3-1 de Estados Unidos contra Honduras, en partido de semifinales disputado el pasado miércoles en Dallas (Texas).

Quesada, árbitro principal de ese encuentro, expulsó a Klinsmann de su área técnica luego de que expresara protestas por sus fallos y lanzara el balón de manera violenta, en los minutos finales del partido.

"Después de reunirse el día de hoy (viernes) y analizar el caso, el comité Disciplinario de la CONCACAF, conforme con el articulo VI. 1b del Reglamento de la Copa Oro 2013 de la CONCACAF ha decidido suspender un partido a Jurgen Klinsmann, entrenador de la selección de Estados Unidos", indica el comunicado del organismo rector del fútbol regional.

De esta forma, el estratega alemán no estará en el banquillo para dirigir a su seleccionado en la final que jugará el domingo ante Panamá, en el estadio Soldier Field de Chicago.

La decisión, según Concacaf, "no podrá ser apelada conforme el artículo 18 de la FIFA".

"Creo que es demasiado", dijo a la prensa DaMarcus Beasley, capitán del cuadro estadounidense. "Siempre será mejor tenerlo en la banca, pero como no será así trataremos de adaptarnos y concentrarnos en ganar el título".

El asistente Martín Vásquez será quien tenga la responsabilidad de dirigir al equipo en la final.

Estados Unidos, que ha marchado con paso invicto en el torneo ganando sus cinco partidos, buscará su quinto título de la Copa Oro, ante una selección panameña que llega a su segunda final del torneo regional de selecciones.

En el 2005, la 'Marea Roja' cayó vencida por Estados Unidos 3-1 en tanda de penales, luego de empatar sin goles en tiempo reglamentario y alargue.

Klinsmann se mostró molesto por el trabajo de Quesada en el partido, y en el último minuto de reposición tomó un balón que llegó a sus pies y lo lanzó violentamente contra el árbitro.

"Fue una reacción debido a la frustración, porque las faltas se habían ido acumulando y no nos cantaban nada a favor. Eso me incomodó y tiré el balón a los pies del árbitro. No fue una acción contra el árbitro, fue mi reacción de frustración. Le pedí disculpas al finalizar el partido y creo que eso será todo", explicó el estratega alemán al terminar el encuentro el miércoles.

Empero, la Concacaf no consideró suficientes las disculpas y decidió imponerle la suspensión de un partido a Klinsmann, quien lo cumplirá mirando el encuentro desde las gradas.

Al mando de Klinsmann este año, el cuadro de las barras y las estrellas lleva 10 victorias consecutivas, cinco de ellas en este torneo, en el que ha establecido récord de goles anotados con 19, por sólo cuatro permitidos.

psl/cd