Jóvenes de España y Latinoamérica viven en Israel las "Olimpiadas Judías"

Daniela Brik

Netania (Israel), 27 jul (EFE).- Una delegación compuesta por 70 deportistas españoles compite en los Juegos Macabeos 2013 que se celebran en Israel, en los que participan también delegaciones de países latinoamericanos entre los que destaca la primera intervención de una selección de Cuba.

Más de 9.000 atletas de 71 países toman parte en estos juegos, aunque hay delegaciones de territorios como Gibraltar que elevan las delegaciones a cerca de 80.

Conocidas como las "Olimpiadas Judías" o "Macabiadas", estos juegos cumplen su decimonovena edición y son considerados uno de los eventos deportivos más numerosos, en los que participan deportistas judíos de todo el mundo afiliados a la Federación Macabi.

Reconocidos por el Comité Olímpico Internacional como "juegos regionales", se celebran cada cuatro años en Israel, aunque existen versiones continentales que se alternan cada dos años.

Incluyen competiciones en 38 disciplinas en diferentes puntos de Israel y concluirán el próximo 30 de julio.

"Este año tenemos la mayor representación histórica de una delegación española en una Macabiada en Israel", afirma a Efe orgulloso Adny Kornitz, director de la delegación Maccabi España, quien luce una camiseta roja.

En total, 75 deportistas componen la delegación en la que hay 3 equipos de fútbol sala de diferentes categorías: júnior, juvenil y mayores de 18 años; un equipo sub'17 de fútbol 11, un equipo de voleibol femenino júnior y atletas de deportes individuales como el golf, triatlón, media maratón, ciclismo y squash.

La mayor parte de la representación española está integrada por jóvenes de Madrid, aunque también hay de Barcelona, las Islas Canarias o Ceuta.

España participó por primera vez en una Macabiada en el año 1973, con algún equipo de algún deporte, aunque en 2005 dan el salto y aumentan su número y en 2009 llegan a traer 60 atletas.

"Es algo único e irrepetible a cualquier edad de la vida poder vivir un evento como este", subraya Kornitz, y destaca que para Maccabi España, "el objetivo deportivo es secundario, el primordial es un objetivo social, conocer a más chicos de otras comunidades".

El primer triunfo de España en estos juegos fue una aplastante victoria contra el combinado de fútbol contra Gibraltar que se saldó con 8-3.

Alejandro González Halioua, de 16 años, es un jugador de fútbol 11 que espera en el banquillo su turno para entrar en el terreno de juego, en el partido contra Sudáfrica en el que van perdiendo.

"Es una experiencia única, pocas veces se puede vivir esto. Ya el ambiente israelí es algo que anima a todo el mundo a venir", asegura sobre su primera experiencia macabística.

Coincide con él Moisés Chocrón, de 46 años y el español que ha participado en más macabiadas y que fue primer presidente de la organización Maccabi España.

"Hay muchas formas de intentar establecer vínculos con Israel y esta es una más", resalta.

"Nosotros representamos a España porque somos españoles, nunca hay que olvidar que nuestra nacionalidad es española y representamos lo que representa España en el mundo, que es la alegría", defiende.

Y pone como ejemplo que la legación española en varias ocasiones ha sido nombrada la mejor: "No por los resultados deportivos sino por estar siempre en medio de todo, por animar a la gente, porque cuando salimos a desfilar llevamos la alegría dentro".

En el descanso de los entrenamientos en el centro Wingate, al sur de Netania, encontramos un comedor repleto de jóvenes deportistas de diferentes disciplinas ataviados con las camisetas de sus correspondientes selecciones.

Entre los comensales se encuentra un grupo de seis chicas y doce chicos argentinos que compiten en natación.

Micaela Lewkowicz, de 14 años dice que es la primera vez que viaja a Israel y se encuentra "nerviosa, ansiosa, con ganas de seguir visitando y conociendo a gente de todos lados".

Además de las actividades netamente deportivas, encuentran tiempo para visitar el país y también para conocer lo más significativo de la historia y tradición judía, como el Muro de los Lamentos, el Museo del Holocausto, la Tumba de David y la ciudad vieja de Jerusalén.

"Nos hicimos muchos amigos, son muy sociables", dice otra chica Pilar Vitola, casi federada y que tiene opciones a medalla en 100 metros mariposa y espalda.

Argentina está integrada por 400 deportistas y es la segunda delegación más importante de Latinoamérica después de la de Brasil.

Unas mesas más allá se encuentra un grupo de jugadores de fútbol que componen la sub'18 mexicana con la leyenda "Querer es Poder" impresa en sus camisetas. En total, la representación es de 200.

Casi todos son del D.F. y pese a que no cuentan con muchas opciones de llegar a la final, no se muestran desesperanzados.

Rafel Kallach, de 17 años asegura que la experiencia "está padre" y cuenta que su equipo ya se ha enfrentado a los de Sudáfrica, Argentina, España y Alemania.

"Estamos muy concentrados", dice antes de asegurar que no tienen tiempo para fiestas, aunque la sonrisa de alguno de ellos delata que la realidad no es tan seria como la pintan. EFE

db/aca/lm