Recolectores de basura y prostitutas, nuevas víctimas extorsión en Guatemala

Guatemala, 27 jul (EFE).- Los recolectores de basura que recorren los barrios y colonias populares de la capital guatemalteca, así como las prostitutas que prestan sus servicios en un sector del centro de la ciudad, se han convertido en las nuevas víctimas de extorsión por parte de grupos criminales.

Un portavoz del Ministerio Público dijo hoy que la Fiscalía investiga los atentados sufridos esta semana por empleados del servicio de extracción de basura, así como el asesinato de dos prostitutas ocurridos el año pasado.

"Según las denuncias de las personas afectadas, grupos de pandilleros se dedican a extorsionarlos. A cambio de no matarlos les exigen sumas semanales de dinero", precisó la fuente.

A los recolectores de basura, según las denuncias, los pandilleros les exigen entre 50 y 100 dólares semanales a cambio de no asesinarlos, mientras a las prostitutas entre 15 y 20 dólares.

Los casos que la Fiscalía investiga se refieren a las extractores de basura de barrios y colonias populares del oeste de la capital, y de las prostitutas de un lugar conocido como "La línea", ubicado en las cercanías del centro de la capital.

Desde hace más de diez años, miembros de las temidas pandillas juveniles, bajo las órdenes de sus líderes que se encuentran en prisión, extorsionan a empleados y empresarios del servicio de transporte público, así como a comerciantes y repartidores de diversos productos.

La Policía Nacional Civil (PNC) asegura que en lo que va de este año ha capturado a más de 500 supuestos delincuentes acusados de extorsión, y desbaratado a unas 50 bandas dedicadas a estas actividades ilícitas, pero las extorsiones en lugar de disminuir se han incrementado.

El ministro del Interior, Mauricio López Bonilla dijo esta semana que los crímenes de chóferes del transporte de pasajeros aumentaron en un 89,13 por ciento en el primer semestre del 2013.

Las autoridades registraron 97 crímenes contra los 46 que se registraron entre enero y junio del 2012.

En los primeros seis meses de este año se perpetraron un total de 3.122 asesinatos, un 7,5 % más que el mismo periodo del 2012 cuando ocurrieron 2.902 crímenes. EFE