Sentencia contra exjefe policial de Guatemala sigue firme, dicen querellantes

Guatemala, 30 jul (EFE).- La sentencia de 70 años de prisión a la que fue condenado el exjefe policial de Guatemala Pedro García Arredondo por una desaparición forzada en 1981 se mantiene firme, contrario a lo que aseguró ayer su abogado defensor, Moisés Galindo, aseguró hoy el grupo humanitario querellante en este caso.

Galindo dijo a los periodistas que la Corte de Constitucionalidad (CC), máximo tribunal del país, había emitido un fallo en el que dejaba "en suspenso" la sentencia emitida contra García Arredondo, al darle trámite a un amparo presentado bajo el argumento de que la situación de su cliente la tuvo que dilucidar una Sala de Apelaciones antes de ser llevado a juicio.

Sin embargo, esta martes el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), el cual actúa como querellante dentro del proceso, aseguró que lo dicho por Galindo "es falso" debido a que la condena se mantiene firme y "el responsable de este delito de lesa humanidad sigue en prisión".

Lo que realmente ordenó la CC, precisó el GAM, "es que la Corte Suprema de Justicia amplié una resolución emitida en septiembre del 2012, en donde señala que se debe fundamentar la decisión de rechazar un recurso improcedente planteado únicamente como medio para retardar el proceso y que no ataca el fondo de la sentencia emitida".

Galindo dijo el lunes que, en el amparo, la CC había ordenado que el caso de García Arredondo se tramite conforme a la Ley de Reconciliación Nacional, es decir, que lo tiene que conocer una Sala de Apelaciones para que se defina si el delito del que es acusado su cliente es de lesa humanidad y si ya prescribió.

El GAM señaló que la Corte Suprema de Justicia únicamente se debe pronunciar "en cuanto a la fundamentación del fallo recusado" y no conocer lo relacionado al proceso y a la sentencia emitida, "ya que esto no fue establecido dentro del fallo emitido por la Corte de Constitucionalidad".

García, quien fue jefe del desaparecido Comando Seis de la extinta Policía Nacional (PN), fue acusado de planificar, coordinar y consentir la captura y posterior desaparición del estudiante universitario Edgar Saenz Calito en 1980.

El exjefe policial fue detenido en julio de 2011 y en agosto de 2012 el Tribunal A de Mayor Riesgo lo condenó a 70 años de prisión tras hallarlo culpable de su participación en la desaparición del estudiante de la estatal Universidad de San Carlos (USAC).

Saenz fue detenido por supuestamente pertenecer a la guerrillera Organización del Pueblo en Armas (Orpa).

Galindo no precisó cuándo fue notificado del amparo ni accedió a dar copia del fallo de la CC, y se limitó a señalar que el mismo deja en suspenso la sentencia de 70 años a los que había sido condenado García Arredondo, quien también tiene abiertos otros procesos judiciales en su contra.

Uno de ellos se refiere a su supuesta participación en el incendio de la embajada de España en Guatemala el 31 de enero de 1980, en el que murieron 37 personas.

Las fuerzas de seguridad del Estado quemaron esa misión diplomática con el fin de desalojar a un grupo de indígenas y campesinos, apoyados por universitarios, que la habían ocupado en protesta por la represión militar. EFE