Capturan a sicarios y a acusado de mandar a matar a su expareja

Guatemala, 31 jul (EFE).- La fuerzas de seguridad de Guatemala capturaron hoy a un hombre acusado de haber mandado a asesinar a su expareja sentimental, y a los dos sicarios, un hombre y una mujer, que supuestamente cometieron el crimen, informaron hoy fuentes oficiales.

Un portavoz del Ministerio Público dijo a los periodistas que "una investigación exhaustiva" de la Fiscalía de Delitos contra la Vida determinó la supuesta participación de los tres capturados en el asesinato de Ingrid Gabriela Conedera Vargas, empleada de la Procuraduría General de la Nación.

Conadera Vargas, de 31 años, fue asesinada a tiros el pasado 25 de julio, en las cercanías de un cuartel militar, por dos personas que se conducían en una motocicleta.

La víctima, que se conducía en su automóvil, murió en el lugar del ataque debido a la gravedad de las heridas.

Según las investigaciones de la Fiscalía, Otto Alejandro Pivaral Dardón, expareja de Conadera Vargas, habría sido quien ordenó el asesinato por motivos "pasionales" aún no determinados por las autoridades.

Pivaral Dardón, quien fue capturado el martes por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), se encuentra bajo custodia en un hospital del Seguro Social de la capital, en donde fue internado por las heridas de bala sufridas al enfrentarse con sus captores.

Su detención fue posible gracias al testimonio de Ángel Antonio Morales González, el supuesto sicario que manejaba la motocicleta desde donde se cometió el asesinato, quien fue capturado al día siguiente del crimen en un barrio popular del norte de la capital.

Este miércoles fue capturada en la aldea Posa Verde, en el departamento de El Progreso, a unos 100 kilómetros al noreste de la capital, Ruth Nohemí Valenzuela Hernández, una supuesta empleada de una agencia privada de seguridad, quien según las investigaciones habría disparado en contra de Conadera Vargas.

"Para lograr establecer la participación de los sindicados en los hechos, fiscales e investigadores recabaron indicios, entre ellos un vídeo que aportó datos importantes que permitieron vincularlos con el asesinato", precisó la fuente.

Versiones no confirmadas divulgadas en la prensa local, señalan que Pivaral Dardón habría contratado a los sicarios por medio de internet y que habría pagado unos 2.500 dólares por el asesinato.

Un informe presentado el pasado 23 de julio por el no gubernamental Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) señala que los sicarios que se movilizan en motocicleta asesinaron a unas 200 personas y provocaron heridas con armas de fuego a 60 más, durante el primer semestre de este año.

Según cifras oficiales, cada día son asesinadas en Guatemala un promedio de 15 personas, lo cual ha hecho de este uno de los países más violentos de América Latina. EFE