Los búlgaros protestan en la "playa" contra las vacaciones de los diputados

Sofía, 31 jul (EFE).- Unas 200 personas han transformado hoy en una improvisada playa los alrededores del Parlamento de Sofía para criticar que los diputados búlgaros se vayan de vacaciones, en una nueva manifestación de la ola de protestas contra las instituciones que se prolonga desde hace 47 días.

Toallas, sombrillas, piscinas hinchables, flotadores y hasta botes de goma se han usado para recrear un paisaje veraniego y bloquear el tráfico frente al edificio del Legislativo.

"Trasladamos la playa aquí porque los diputados se preparan para salir de vacaciones y trasladarse a orillas del mar. Y nosotros queremos demostrarles que no cesaremos de protestar hasta su dimisión", declaró a Efe uno de los participantes en esta protesta, mientras sus hijos se bañaban en una piscina de plástico.

El Pleno del Parlamento votará en los próximos días el comienzo de la pausa veraniega, que está previsto que empiece el próximo lunes y se prolongue hasta finales de agosto.

En la sesión de hoy se debatirá la aprobación de una enmienda al Presupuesto para 2013 que permite al Gobierno tomar préstamos extras por valor de 500 millones de euros para garantizar los subsidios y ayudas sociales a los sectores más pobres de la sociedad.

Esta tarde, al igual que en las últimas siete semanas, está prevista una nueva marcha de protesta frente a la sede del Gobierno y del Parlamento para reclamar la dimisión del Ejecutivo.

La ola de protestas comenzó a mediados de junio ante el nombramiento, sin debate parlamentario, de un conocido empresario como jefe de los servicios secretos.

Aunque el Gobierno dio marcha atrás ante las muestras de descontento social, las protestas han continuado contra el Ejecutivo, y la clase política en su conjunto, a los que se acusa de atender solamente a los intereses de la oligarquía económica y no de los ciudadanos. EFE

vp/as/mlg