Impartir educación sexual no es incitar al pecado, afirma Mariela Castro

Montevideo, 13 ago (EFE).- La educación sexual es cada vez más necesaria para los países de América Latina y el Caribe y no supone "incitar al pecado", afirmó hoy en Uruguay la experta Mariela Castro, hija del presidente cubano, Raúl Castro.

Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, integra el Grupo de Trabajo de Alto Nivel para la I Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) de América Latina y el Caribe que se celebra en Montevideo.

La educación de la sexualidad "no incita a pecar", por el contrario "aporta conocimiento y da capacidad a las personas, en especial a los adolescentes y jóvenes para tomar decisiones libres y responsables", afirmó la funcionaria cubana en una conferencia de prensa.

La experta recordó palabras del poeta y héroe cubano José Martí quien dijo: "debemos ser cultos para ser libres", y aseguró que con mayor conocimiento "los jóvenes asumen su vida con mayor sentido de responsabilidad".

"No hay que temer al sentido global de la sexualidad" agregó Castro en relación a sectores conservadores que prefieren omitir el tema en cursos o centros de estudio.

"Más educación sexual protege del sida, de otras enfermedades de transmisión sexual, de los embarazos no deseados, ayuda a elegir mejor una pareja y evita al subordinación de la mujer, entre otros beneficios", aseguró.

Para la directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba "aún hoy" nos "venden" un mensaje "que no es real de un matrimonio para toda la vida" y en "muchas sociedades" cuando las niñas se desarrollan "deben casarse, tener hijos y dedicarse únicamente a su familia".

Así "quedan por el camino" los "derechos y sueños" de miles de adolescentes y mujeres, afirmó.

El Grupo de Trabajo de Alto Nivel elevará una serie de recomendaciones a la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo con el objetivo "aún lejano" de que la salud y los derechos sexuales y reproductivos "sean una realidad para todos" en América Latina y el Caribe, destacó Castro. EFE

jf/cr