Inglaterra, Portugal, Grecia y España echan a andar

Madrid, 18 ago (EFE).- A excepción de Italia, que levantó el telón competitivo con la Copa y la Supercopa ganada por el Juventus, el resto de grandes Ligas europeas ya están inmersas en el nuevo curso, al que se han sumado este fin de semana Inglaterra, Portugal, Grecia y España, entre otras.

El Manchester United empezó como terminó. En el primer lugar de la tabla. Goleó al Swansea (1-4) en un inicio que contempló la primera victoria del nuevo Chelsea de Jose Mourinho y el revés del Arsenal, que no pudo con su primer obstáculo de la temporada, el Aston Villa (1-3).

El técnico escocés David Moyes pudo respirar tranquilo al cerrar con victoria el primer encuentro en más de un cuarto de siglo en el que el Manchester United no estaba dirigido por el todopoderoso Alex Ferguson, que sigue manejando algunos hilos de los "diablos rojos" en la trastienda del vestuario.

Con sendos dobletes, del holandés Robin Van Persie y del inglés Danny Welbeck, el United desinfló al "Spanish" Swansea de Michael Laudrup, que resistió media hora ante los actuales campeones de la Premier pero cometió demasiados errores defensivos en el Liberty Stadium.

Menos turbulento fue el estreno esta temporada del Liverpool, que supo defender el gol que el inglés Daniel Sturridge marcó a diez minutos para que concluyera el primer tiempo y se llevó así sus primeros tres puntos ante el Stoke (1-0).

El brasileño Óscar y Frank Lampard dieron el triunfo ante el recién ascendido Hull al Chelsea, que puso en escena una nueva era de la mano de Jose Mourinho, que incluyó al delantero Fernando Torres como el único español en su primer once oficial.

Alemania hace tiempo que entró en faena. Tiene como líder al Borussia Dortmund gracias al mejor gol diferencia sobre los otros equipos que han ganado sus dos compromisos, después de una difícil victoria en casa por 2-1 ante el recién ascendido Eintracht Braunschweig.

El Bayern de Pep Guardiola logró una apretada victoria a domicilio ante el Eintracht Fráncfort (0-1) en un partido en el que, después de tener un claro control en la primera parte, tuvo algunas dificultades en la complementaria ante la agresividad del contrario.

El Wolfsburgo, por su parte, goleó por 4-0 al Schalke con lo que el equipo de Gelsenkirchen se convierte en el primero de los candidatos a pelear por la Liga de Campeones que pierde contacto con el grupo de punta.

También volvió el fútbol en Portugal, que comenzó con sorpresa. El Benfica, subcampeón de Liga, cayó hoy 2-1 frente al Marítimo en Funchal en la primera jornada del campeonato, que lidera virtualmente el Sporting de Lisboa, que se impuso por 5-1 al Arouca. El Oporto arrancó con un triunfo en el campo del Vitória de Setúbal (1-3).

Francia alcanzó su segunda jornada. Domina el Lyon, que venció en Burdeos (1-3) acompañado por el Marsella, que ganó al Evian (2-0) y el Saint Etienne, que batió al recién ascendido Guingamp (1-0), sumaron su segunda victoria de la temporada y se añadieron al Lyon como dominadores provisionales de la competición.

André-Pierre Gignac y Dimitri Payet llevaron al Marsella a la victoria. Fabien Lemoine marcó el gol que proporcionó los tres puntos al Guingamp (1-0). El Lyon ganó el viernes en el campo del Sochaux (1-3). La terna comparte el liderato galo.

Un triplete de Emmanuel Riviere disparó al Mónaco, que goleó al Montpellier (4-1). Fue el colombiano Radamel Falcao, de penalti, el que adelantó al cuadro monegasco. Aunque su compatriota Victor Hugo Montaño dio el empate a los visitantes antes del recital goleador de Riviere.

Mientras, uruguayo Edinson Cavani evitó la primera derrota del curso del Paris Saint Germain al empatar, a cuatro minutos del final, el tanto que puso por delante al Ajaccio firmado por Benoit Pedretti.

El Valenciennes y el Rennes cayeron ante el Bastia y el Niza, respectivamente. Gianni Bruno y el mauritano Adama Ba dieron el triunfo al Bastia (2-0), mientras el argentino Dario Cvitanich y Jeremy Pied propiciaron el del Niza.

El Reims, gracias al danés Mads Albaek y Christopher Glombard, acabó con el Lille (2-1). Finalmente, el Burdeos, que se adelantó gracias al maliense Cheick Diabeté, no pudo con el Toulouse, que salvó un punto con el gol del israelí Eden Ben Basat.

El Standard Lieja ganó ante el Oud Heverlee su cuarto partido en la Liga de Bélgica, en la que no ha encajado ningún gol, y se situó como líder en solitario tras completarse la cuarta jornada. EFE