Las tormentas e inundaciones causan decenas de muertos en China

Pekín, 18 ago (EFE).- Las víctimas por las fuertes lluvias en el noreste de China y por el paso del tifón Utor en el sur del país se cuentan ya por decenas, al tiempo que las inundaciones y corrimientos de tierra han afectado a millones de personas.

Según informó la agencia oficial Xinhua, las peores inundaciones en décadas provocaron la muerte de 37 personas y la desaparición de 32 más, así como la evacuación de decenas de miles de residentes en las tres provincias del noreste del país (Heilongjiang, Jilin y Liaoning).

Las abundantes lluvias han aumentado peligrosamente el caudal de los tres principales ríos de la zona (el Amur, el Songhua y el Ussuri), que se han desbordado en algunas zonas y han derrumbado o dañado gravemente unas 50.000 viviendas, según las autoridades provinciales.

Solamente en noroeste del país, el número de damnificados se acerca a los tres millones y las autoridades han enviado a más de 5.000 efectivos del Ejército de Liberación Popular (ELP) a las zonas afectadas con el objetivo de reubicar a los afectados, reforzar los diques de contención y detener fugas.

Al mismo tiempo, el paso del tifón Utor en las provincias de Cantón y Guangxi, situadas en el sur del país, se ha saldado por el momento con diez muertos y diez desaparecidos, principalmente debido a las inundaciones y los corrimientos de tierra tras las fuertes lluvias que ha dejado la tormenta.

Las autoridades calculan que la tormenta de viento ha afectado a más de 2,5 millones de personas, 321.500 de las cuales han sido evacuadas, especialmente en la ciudad de Maoming, situada en Cantón, una de las más azotadas por el tifón y donde varios torrentes se desbordaron.

Las fuertes lluvias y las posteriores inundaciones han destruido casi 4.000 viviendas en las provincias de Cantón y Guangxi, y se espera que, ya con menos fuerza, los efectos del tifón se prolonguen durante las próximas 24 horas.

De hecho, un deslizamiento ha provocado hoy la suspensión del servicio ferroviario desde la estación de Cantón que ha afectado a más de 80.000 pasajeros, según informó la compañía ferroviaria de la ciudad.

En la provincia central de Hunan, por otra parte, otro corrimiento de tierra provocado por las continuas lluvias durante los dos últimos días causó una víctima, mientras que 14 más siguen enterradas.

Entretanto, el este del país sigue inmerso en una ola de calor que ha causado la muerte de 31 personas en lo que va de mes, principalmente en la municipalidad de Shanghái y la provincia de Zhejiang.

Los centros médicos de Zhejiang, que como Shanghái se encuentra en el delta del Yangtsé, trataron 2.082 casos por golpes de calor, 288 de ellos graves, según el centro de control de enfermedades provincial, quien matizó que otros años también se han dado casos, aunque en este verano se han multiplicado por tres. EFE