Tormenta eléctrica enciende llamas en chimenea de una refinería venezolana

Una tormenta eléctrica ocasionó la aparición de llamas en una chimenea de la refinería venezolana de Amuay (noroeste), la más importante del país petrolero, informó el ministro del sector, Rafael Ramírez, quien aseguró que la situación ya fue controlada y no hay peligro.

"Se reportó en Amuay una tormenta eléctrica que produjo llamaradas en el tope de una chimenea, sin peligro alguno", indicó en su cuenta de Twitter el ministro, también presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

"Las llamaradas en el tope de la chimenea de Amuay, ya fueron extinguidas. Absoluta normalidad. La situación nunca revistió peligro alguno", agregó en otro mensaje.

El 25 de agosto de 2012, una fuga de gas produjo una explosión en esta refinería, ocasionando el peor accidente registrado en unas instalaciones de PDVSA -que dejó más de 40 muertos- y obligó a paralizar prácticamente todas las operaciones en Amuay.

Según cifras oficiales, Amuay refina 645.000 barriles diarios (bd) de crudo y Cardón, la refinería adjunta que forma parte del mismo complejo, unos 310.000 bd. Entre ambas cubren el 66% de la demanda de combustibles en el país.

El miércoles pasado, dos trabajadores resultaron con heridas leves en un incendio menor en Cardón y tres días antes un rayo provocó un episodio similar en la refinería de Guaraguao (noreste), sin dejar víctimas pero sí una espectacular humareda que alcanzó más de 50 metros de alto.

En los últimos meses se han registrado en refinerías e instalaciones de PDVSA distintos incidentes de este tipo, sin dejar mayores daños.

Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo en el mundo, tiene en el petróleo su principal fuente de ingresos.

val/cd