Canal Interoceánico ayudará a Nicaragua a romper dependencia de EEUU, dice Ortega

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo este miércoles que el proyecto de Canal Interoceánico que una firma china comenzará a construir en 2014, propiciará el desarrollo que el país necesita para dejar de depender del aval que requiere anualmente de Estados Unidos para acceder a créditos internacionales.

"El Canal vendría a darle a Nicaragua los recursos para poder contar con los ingresos que nos permitan no depender de certificado alguno", destacó Ortega durante un encuentro con el canciller ecuatoriano Ricardo Patino, quien realizó una visita al país centroamericano.

Ortega reconoció que Nicaragua depende -por la fragilidad de su economía- del certificado estadounidense (waiver) para conseguir préstamos del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que el Canal se ha convertido en "un proyecto poderoso para transformar" esa realidad.

Si Estados Unidos "no da ese certificado sería como hundir económicamente al país, porque nos bloquearía en los organismos internacionales", se lamentó Ortega en alusión al waiver, cuya extensión Washington condiciona a la solución de reclamos de indemnización que hacen desde hace años ciudadanos estadounidenses a quienes les fueron confiscados sus bienes por su primer gobierno revolucionario (1979-90).

Ortega dijo que la aprobación del waiver este año, en julio pasado, coincidió con la petición de asilo que el exconsultor estadounidense de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden, hizo a Nicaragua mediante una carta que su gobierno respondió positivamente, bajo riesgo de perder el aval.

"Pero privo la cordura" por parte de Washington con la extensión del waiver, subrayó Ortega, señalando que "el Canal lograría darle a Nicaragua los recursos para consolidar" su economía con mayor independencia.

Nicaragua adjudicó en junio pasado a la firma china HK Nicaragua Canal Development Investment Co. (HKND), con sede en Hong Kong, la concesión para la construcción de un Canal Interoceánico, que costaría 40.000 millones de dólares y que estaría listo en un plazo de 10 años para competir con el de Panamá.

bm/cd