Egipto pide a la ONU que no se internacionalice la crisis en el país

El Cairo, 21 ago (EFE).- El ministro egipcio de Exteriores, Nabil Fahmi, rechazó hoy que la crisis en el país se internacionalice y dijo que su Gobierno no acepta "injerencias extranjeras", durante una reunión en El Cairo con el secretario general adjunto para Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman.

En un comunicado oficial, Fahmi descartó que la crisis egipcia afecte a la paz y la seguridad mundiales, e hizo hincapié en que es un asunto que debe ser tratado dentro del país.

Además, expresó "el descontento" del Ejecutivo y el pueblo egipcio hacia la comunidad internacional por lo que considera su falta de conocimiento de la realidad y por no criticar ni condenar "a la parte que planea, instiga y perpetra acciones terroristas".

El ministro recordó que Egipto ha sido escenario de ataques contra civiles, instituciones gubernamentales, hospitales y templos, y que debido a las circunstancias actuales ha tenido que recurrir a medidas excepcionales.

"La responsabilidad de cualquier demócrata le lleva a proteger a los ciudadanos y a afrontar el terrorismo dentro de la ley", apuntó Fahmi, quien reiteró el compromiso de las autoridades para cumplir con el plan de transición, que establece la reforma de la Constitución y la celebración de elecciones legislativas y presidenciales.

Por su parte, Feltman respondió que no ha venido a El Cairo a dar lecciones a los responsables egipcios sino para informarse sobre la situación y ofrecer la ayuda de la ONU.

El pasado 3 de julio, el presidente, el islamista Mohamed Mursi, fue depuesto por el ejército, que posteriormente nombró un jefe de Estado interino y ordenó la formación de un Gobierno de transición.

Egipto está sumido en una ola de violencia desde hace una semana, cuando la policía desalojó dos acampadas en El Cairo de manifestantes islamistas que reclamaban el regreso al poder de Mursi, quien fue elegido en unos comicios democráticos en junio de 2012. EFE