Sismo de magnitud 6 y sus réplicas remecen a México

Un sismo de 6 grados en la escala de magnitud momento y ocho réplicas se sintieron con fuerza este miércoles en el estado mexicano de Guerrero (sur), motivando evacuaciones en la capital y causando algunos daños materiales pero sin reporte de víctimas.

Un "sismo magnitud 6,0" se originó a las 07H38 locales (12H38 GMT) a 17 km al oeste de San Marcos, una población de Guerrero, informó en su cuenta Twitter el Servicio Sismológico Nacional, que minutos antes había dado una cifra preliminar de 6,1.

Poco después, la institución informó que "han ocurrido ocho réplicas. La más importante fue a las 08H02" locales (13H02 GMT).

Esa réplica, también originada en Guerrero pero esta vez a 14 km al noreste del turístico puerto de Acapulco (Océano Pacífico), tuvo una magnitud 5, precisó el Servicio Sismológico, que anteriormente le había otorgado una magnitud preliminar de 5,62.

En Acapulco, los sismos causaron daños importantes en tres escuelas y el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, decretó la suspensión de las actividades educativas con el objetivo de que "Protección Civil revise edificios y garantizar seguridad de alumnos y maestros", según informó en Twitter.

En el balneario también se decidió desalojar algunos hoteles y ocurrieron aludes de rocas y derrumbes de faros urbanos en algunas calles, constató la AFP.

Las autoridades de Guerrero siguen monitoreando otros posibles daños.

En la Ciudad de México, situada a 440 km al norte del pueblo de San Marcos, los dos temblores más fuertes activaron sendas alarmas sísmicas y cientos de personas evacuaron edificios.

El alcalde de la megaurbe, Miguel Ángel Mancera, dijo en su cuenta Twitter que "tras la réplica de sismo se concluye protocolo de revisión sin daños en la ciudad, sin lesionados".

Tomando en cuenta los sismos de este miércoles, se han registrado en México al menos cuatro temblores con una magnitud de momento mínima de 5 grados sólo en lo que va de agosto.

El territorio mexicano se encuentra dividido entre cinco placas tectónicas y sus movimientos generan uno de los mayores índices de actividad sísmica en el mundo. La mayoría de los sismos, y también los de mayor magnitud, ocurren a lo largo de las costas del océano Pacífico, entre las ciudades de Puerto Vallarta (Jalisco, oeste) y Tapachula (Chiapas, sureste).

Muchos de esos temblores alcanzan a sentirse en la Ciudad de México por su singular tipo de suelo. Una parte de la urbe se asienta sobre un subsuelo fangoso derivado de los lagos que fueron drenados en el Valle de México.

El 19 de septiembre de 1985 un terremoto de magnitud 8,1 destruyó parte de Ciudad de México con un saldo de 3.700 muertos, según las actas de defunción del registro civil, aunque organizaciones civiles contabilizaron más de 20.000 fallecidos.

str-yo/gbv/arc