Bolivia afirma que fuga del senador Pinto no afectará la relación con Brasil

La Paz, 25 ago (EFE).- La fuga del senador opositor boliviano Roger Pinto a Brasil desde la embajada brasileña en La Paz, donde estaba refugiado, no afectará la relación con ese país, afirmó hoy la ministra boliviana de Comunicación, Amanda Dávila.

"Este caso no afecta las relaciones con Brasil. Las relaciones entre Bolivia y Brasil se mantienen en una situación de absoluta cordialidad y respeto", dijo la ministra en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

"El Gobierno boliviano y el presidente Evo Morales han expresado siempre y lo seguirán haciendo todo su afecto y respeto a la presidenta Dilma Rousseff, como al Gobierno brasileño", agregó.

Pinto llegó a Brasilia en las últimas horas después de abandonar la embajada brasileña en La Paz, donde estuvo refugiado durante quince meses tras obtener asilo político de parte de Brasilia días después de su ingreso a la legación el 28 de mayo de 2012.

Dávila dijo que toda esta situación se generó porque Pinto y otros sectores exigieron el asilo político "con información absolutamente falsa y tendenciosa" con el propósito de "obstaculizar las relaciones entre Bolivia y Brasil".

"Felizmente esta situación no se ha dado ni se dará. Este caso no va afectar las relaciones entre Bolivia y Brasil", insistió.

Para el Gobierno boliviano, Pinto es un "prófugo de la justicia" que ha evadido las órdenes judiciales que le impedían dejar su país.

Agregó que también debe quedar en claro que Bolivia "no ha negociado la salida del señor Pinto" y no ha dado el salvoconducto para que vaya a Brasil porque afronta procesos por presunta corrupción e incluso tiene una sentencia de un año de prisión.

"Por lo tanto lo que ha ocurrido es simplemente una fuga desde la embajada de Brasil hacia territorio brasileño", manifestó Davila.

El Gobierno de Morales también ha pedido información oficial a Brasil sobre cómo se produjo la huida del legislador.

Horas antes, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que Pinto huyó de Bolivia como un "vulgar delincuente" y que Bolivia quiere asumir este "ingrato episodio" con mucha prudencia a la espera de tener una versión de Brasil por las vías diplomáticas.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Ricardo Ferraço, recibió hoy a Pinto en Brasilia y dijo que salió de Bolivia en un vehículo oficial brasileño y escoltado por soldados.

El político opositor ha rechazado varias veces de plano las denuncias sobre corrupción en su contra y sostenido que no se someterá a investigaciones judiciales que considera amañadas. EFE