Mugabe responderá "ojo por ojo" a Reino Unido y EEUU si no levantan sanciones

Harare, 25 ago (EFE).- El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, amenazó hoy con responder "ojo por ojo" a Reino Unido y Estados Unidos si no levantan las sanciones por las sospechas de fraude en las últimas elecciones, que han permitido al mandatario iniciar su séptimo mandato consecutivo.

"Los británicos tienen varias compañías en este país y no les hemos impuesto ninguna sanción. Pero llegará el momento en que digamos: 'Bueno, ojo por ojo. Si tú me golpeas, yo te golpeo'", avisó Mugabe.

Tres días después de ser investido presidente de Zimbabue, Mugabe hizo esta advertencia en un funeral de Estado por un exoficial de las Fuerzas Aéreas fallecido en un accidente automovilístico.

"Estamos tratando bien a su gente (en alusión a las compañías británicas y estadounidenses) aquí, pero llegará un momento en que podamos perder la paciencia", insistió Mugabe.

"Tenemos un país que dirigir y no lo dirigimos buscando ideas en Londres ni en Washington", remarcó.

El mandatario, de 89 años, previno a ambas potencias occidentales sobre la intención de Zimbabue de cambiar la actitud que ha mostrado hacia ellas en el pasado y espetó: "Ya hemos tenido bastante".

La Unión Europea, Reino Unido y Estados Unidos aplican sanciones al régimen zimbabuense ante las sospechas de fraude electoral.

Las potencias occidentales han expresado sus dudas sobre la transparencia de los comicios de julio pasado, en los que Mugabe obtuvo el 61 % de los votos frente al 33 % conseguido por el líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD) y primer ministro saliente, Morgan Tsvangirai.

Tras su reelección, el líder más longevo de África se ha comprometido a intensificar el polémico programa de "indigenización", una apropiación -a veces sin compensación- de tierras y empresas de propietarios blancos por parte de los negros.

Este programa, lanzado en 2010, obliga a las empresas extranjeras a ceder el 51 % de sus acciones a la población negra zimbabuense.

Hasta el momento, el programa de "indigenización" se ha centrado en el sector minero, aunque Mugabe podría extenderlo al sector de la banca comercial, incluidas las filiales de las británicas Standard Chartered y Barclays. EFE