Siria autoriza a ONU a investigar presunto ataque químico, EEUU sopesa acción militar

Los expertos de la ONU deben comenzar el lunes la investigación sobre el terreno de un supuesto ataque con armas químicas cometido el miércoles cerca de Damasco, tras haber obtenido el domingo una autorización del régimen sirio considerada como "tardía" por Estados Unidos que sopesa una acción militar.

Durante los últimos días se sucedieron los contactos internacionales al más alto nivel para preparar una "respuesta seria" contra Damasco y Washington valoró incluso las opciones militares.

"Cada hora cuenta", advirtió este lunes el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una visita a Seúl. "No podemos permitirnos un plazo suplementario".

"No podemos dejar impune lo que parece un crimen grave de lesa humanidad", añadió.

La ONU confirmó que sus expertos acudirán el lunes a los lugares cercanos a Damasco donde se produjo el ataque del 21 de agosto y en el que la oposición siria acusa al régimen de Bashar al Asad, que lo niega categóricamente, de haber utilizado armas químicas para matar a cientos de civiles.

El organismo indicó que se dará "prioridad absoluta" a esta investigación.

El ministerio sirio de Relaciones Exteriores informó del acuerdo alcanzado este domingo entre el gobierno y la representante de la ONU para el desarme, Angela Kane, para autorizar la investigación.

Un responsable estadounidense afirmó a la AFP que, dado el supuesto número de víctimas, sus síntomas y la información recabada por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, existen "muy pocas dudas" sobre el uso de armas químicas en Siria, un hecho que durante mucho tiempo Washington estableció como "línea roja".

Además, para este responsable la autorización del régimen sirio es demasiado "tardía para ser creíble, incluso porque las evidencias en el lugar han sido significativamente alteradas producto de la persistencia de los bombardeos y otras acciones intencionales del régimen en los últimos cinco días".

En la misma línea se expresó el ministro británico de Relación Exteriores, William Hague, al indicar que "la mayoría de las pruebas podrían haber sido destruidas".

No obstante, la Casa Blanca desmitió informaciones del diario británico The Telegraph acerca de que Washington y Londres se disponen a lanzar una acción militar conjunta "los próximos días".

"El presidente (Obama) no ha decidido realizar una acción militar", aseguró un responsable de la presidencia estadounidense.

El presidente francés, François Hollande, habló este domingo con su homólogo estadounidense, Barack Obama, a quien le dijo que "todo concuerda para señalar al régimen de Damasco como el autor" de los ataques químicos del 21 de agosto.

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, afirmó que no hay "ninguna duda" sobre el ataque con armas químicas y el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, denunció un "crimen contra la humanidad".

Rusia, poderosa aliada de Damasco, pidió a la comunidad internacional y a la oposición siria que deje a los expertos hacer su trabajo para evitar que se repita "la aventura" de Irak.

"Llamamos firmemente a aquellos que, intentando imponer sus propios resultados de la investigación a los expertos de la ONU, plantean la posibilidad de una operación militar en Siria, a hacer prueba de sensatez y a no cometer un error trágico", indicó en un comunicado Alexander Lukashevich, portavoz de la diplomacia rusa.

"Todo esto solo puede recordarnos a los acontecimientos de hace diez años, cuando, usando como pretexto informaciones falsas sobre la presencia de armas de destrucción masiva en Irak, Estados Unidos, esquivando a la ONU, se embarcó en una aventura de la que todo el mundo conoce ahora las consecuencias", advirtió.

Moscú también acusó a los occidentales de ignorar "multitud de hechos que muestran que esta acción era una provocación de la oposición radical".

En Estados Unidos, Obama daba muestras de aproximarse a una posible acción militar limitada en Siria. El sábado celebró reuniones al más alto nivel en la Casa Blanca y conversó por teléfono con su aliado británico, el primer ministro David Cameron.

Ambos expresaron "su profunda preocupación (...) ante los signos cada vez más importantes de que el régimen sirio llevó a cabo un significativo ataque con armas químicas", explicó Downing Street.

"La utilización significativa de armas químicas merecería una respuesta seria de la comunidad internacional", estimó Londres.

Cameron llamó este domingo a la canciller alemana, Angela Merkel. Ambos dirigentes coincidieron en que el ataque químico "exige una respuesta firme de la comunidad internacional", indicó Downing Street.

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, declaró que el Pentágono moviliza fuerzas para una posible acción militar contra Siria en caso de que el presidente Obama opte por esta medida.

Sin embargo, Irán, aliado del régimen sirio, advirtió este domingo que si Estados Unidos atraviesa "la línea roja" en Siria habrá "duras consecuencias".

La oposición siria indicó que más de 1.300 personas murieron durante el supuesto ataque cometido con armas químicas contra suburbios rebeldes en el suroeste de Damasco el pasado miércoles.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) informó acerca de "3.600 pacientes con síntomas neurotóxicos" que llegaron el miércoles a tres hospitales de la provincia de Damasco, de los cuales 355 perecieron, si bien la ONG no pudo "confirmar científicamente la causa de estos síntomas ni establecer la responsabilidad de este ataque".

En base a informes médicos, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) contabilizó más de 300 muertos por gas tóxico, entre ellos decenas de rebeldes.

El papa Francisco hizo un llamamiento el domingo a "hacer callar las armas" en Siria y solicitó a la "comunidad internacional encontrar una solución".

Sobre el terreno, el gobernador de la provincia de Hama (centro), Anas Abdel Razaq al Naem, murió este domingo "en un atentado con coche bomba en el barrio de Jarajima en Hama", informó la televisión oficial que atribuyó el ataque a los rebeldes.

bur-cco/hj/tjc/jo/msv