Identifican los cadáveres de los 12 jóvenes secuestrados en bar de México

La fiscalía concluyó la identificación de 13 cadáveres encontrados la semana pasada en una fosa cercana a Ciudad de México y confirmó este martes que entre ellos están los restos de los 12 jóvenes secuestrados en mayo en el bar capitalino After Heaven.

La Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) realizó la "identificación mediante las pruebas científicas necesarias, basadas en técnicas específicas de genética forense de ADN, así como señas particulares indubitables", dijo la dependencia en un comunicado de prensa.

La fiscalía halló la semana pasada una fosa clandestina que contenía 13 cadáveres en un rancho de las montañas de Tlalmanalco, una localidad cercana a la capital.

Entre los cuerpos "12 corresponden a los del Heaven", confirmó a la AFP un funcionario de la dependencia, que señaló que el otro cadáver corresponde a una persona que también había sido reportada como desaparecida en la capital.

Hasta ahora, la fiscalía había confirmado que al menos cinco de los cadáveres hallados en la fosa correspondían a los secuestrados, pero el domingo la madre de una de las víctimas aseguró que las autoridades le dijeron que ya eran 10 los cadáveres identificados.

Por su parte los familiares de la víctimas, que sospechan de la veracidad de las identificaciones, denunciaron que la ropa que les fue mostrada el martes y que fue encontrada con los cuerpos en la fosa clandestina no corresponde a la que traían las víctimas cuando fueron secuestradas la mañana del 26 de mayo en el bar, ubicado en la céntrica Zona Rosa de la Ciudad de México.

"La ropa que nos mostraron no pertenece a ninguno de los muchachos", dijo a la AFP Leticia Ponce, madre de Jerzy Ortiz Ponce, que con 16 años fue el más joven de los 12 secuestrados ese domingo a plena luz del día.

Los familiares han pedido la opinión externa de forenses argentinos para identificar completamente a sus seres queridos.

Este secuestro masivo dañó la imagen de la capital más poblada de Latinoamérica, que hasta mayo se percibía ajena a la violencia que se vive en otras regiones del país por las pugnas de los poderosos cárteles narcotraficantes.

lp/gbv/pl