Peña Nieto reporta baja de 20% en muertes por crimen organizado en su mandato

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó este martes que los asesinatos vinculados al crimen organizado se han reducido un 20% en su mandato, durante una reunión de seguridad en la que se anunció que el cuerpo de Gendarmería estará listo en julio de 2014.

Peña Nieto señaló que entre el pasado diciembre, cuando asumió el poder, y julio "se redujo en 20% el número de homicidios vinculados con delitos federales respecto al mismo lapso del año anterior".

En el último recuento oficial, que abarcaba de diciembre de 2012 a junio pasado, se consignaron 7.110 homicidios supuestamente vinculados con el crimen organizado, lo que implicaba una reducción de 18% respecto a los 8.631 registrados entre los mismos meses de un año anterior, cuando era presidente Felipe Calderón (2006-2012).

Peña Nieto explicó esta tendencia a la baja por los esfuerzos en los trabajos de inteligencia y cooperación entre las diferentes corporaciones, así como "priorizando la detención de los integrantes de los grupos criminales más violentos del país".

Los dos golpes más importantes contra el narcotráfico mexicano de la presidencia de Peña Nieto fueron las capturas en julio de Miguel Ángel Treviño y el 17 de agosto de Mario Ramírez Treviño, los líderes de los cárteles Los Zetas y del Golfo respectivamente.

La ruptura de la alianza entre estos dos grupos hacia 2010 motivó un recrudecimiento de la violencia en la región este y noreste de México.

En total, Peña Nieto señaló que en su mandato se ha logrado la captura "de 62 de los 122 presuntos delincuentes más buscados", aunque no ofreció nombres.

"A pesar de lo significativo y alentador de estas cifras, es importante reconocer que son apenas primeros resultados", declaró el mandatario durante la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Expertos mexicanos han puesto en duda la metodología que utiliza el gobierno para establecer si un asesinato está vinculado con el crimen organizado sin que muchas veces hayan concluido las investigaciones, y también cuestionan que la violencia haya bajado a los niveles que se están reportando.

Por otro lado, el nuevo cuerpo de Gendarmería que prepara el gobierno, uno de los pilares de la estrategia de seguridad que anunció Peña Nieto en su campaña, "entrará en funciones en julio de 2014", informó el Comisionado de Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón.

El gobierno ha venido retrasando el lanzamiento de esta nueva fuerza, que estará adscrita a la Policía federal y contará con 5.000 agentes con formación militar, de los cuales ya han sido reclutados 1.710, dijo Mondragón.

A finales de 2006, el expresidente Calderón lanzó una ofensiva militar contra los cárteles narcotraficantes que originó una ola de violencia en el país que dejó más de 70.000 muertos durante su mandato, según estimaciones oficiales.

yo-gbv/pl