EEUU investiga si su ayuda al desarrollo se desvía a pandilleros salvadoreños

San Salvador, 28 ago (EFE).- Estados Unidos investiga si la ayuda que brinda a un organismo estatal de El Salvador se destina a proyectos de algunas alcaldías que benefician a pandilleros, dijo hoy la embajadora de ese país en San Salvador, Mari Carmen Aponte.

La diplomática explicó a periodistas que se trabaja en este asunto con el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), que canaliza recursos, provenientes en parte de Estados Unidos, otros países y organismos internacionales, para proyectos de las alcaldías salvadoreñas.

"Estamos haciendo nuestras propias investigaciones (...), para nosotros la transparencia es muy importante", declaró Aponte sobre la posibilidad de que fondos otorgados por su país al FISDL hayan sido destinados a proyectos en los que se beneficia a pandilleros.

"Tenemos respuestas de FISDL, con quien estamos trabajando bien de cerca, especialmente en ver y estudiar y analizar la metodología que se usó para distribuir estos dineros", añadió.

"Esto tenemos que verlo muy fríamente y tenemos que estudiarlo", puntualizó la embajadora estadounidense.

En julio pasado, los alcaldes de Ilopango y Quezaltepeque, Salvador Ruano y Carlos Figueroa, respectivamente, dijeron a la prensa que entre ambos habían incluido a 750 pandilleros de la Mara Salvatrucha y la Mara 18 en proyectos del FISDL, algunos consistentes en trabajo comunitario por 100 dólares mensuales.

La inclusión de pandilleros en proyectos sociales se enmarca en el programa "Municipios libres de violencia", que es una segunda fase de la "tregua" entre la Mara Salvatrucha y la M18, que según el Gobierno ha bajado los homicidios en 52 % desde marzo de 2012.

Sin embargo, Estados Unidos rechaza abiertamente ese pacto entre las pandillas, según ha dicho Aponte en varias ocasiones.

Ilopango y Quezaltepeque son dos de los 11 municipios (de 262 que tiene el país) que integran el programa vinculado con la "tregua".

El alcalde de Ilopango denunció posteriormente que el FISDL amenazó con retirarle la ayuda por incluir pandilleros en proyectos.

Empero, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, dijo en ese entonces que él no ve "ningún problema" en que pandilleros sean beneficiarios de proyectos de las alcaldías "siempre y cuando hayan abandonado sus actividades criminales, porque esa es la intención, de que se incorporen productivamente a la sociedad". EFE