Gobierno y FARC cierran ciclo marcado por diferencias para refrendar acuerdos

La Habana, 28 ago (EFE).- El Gobierno de Colombia y las FARC cerraron hoy en La Habana el decimotercer ciclo de sus diálogos algo descentrados del punto de la participación política, después de que el polémico tema de los mecanismos de refrendación de un eventual acuerdo de paz se impusiera en la mesa.

En un comunicado conjunto divulgado hoy en La Habana, las partes informaron que en esta ronda intercambiaron "visiones generales" sobre todos los puntos de la agenda general, y en particular presentaron opiniones sobre el asunto de la "implementación, verificación y refrendación" de los acuerdos.

"La discusión sobre este punto de la Agenda se inició en la Mesa", anunció hoy el líder negociador del Gobierno colombiano, el exvicepresidente Humberto de la Calle, en una declaración en la que defendió la propuesta de referendo que ha atizado las diferencias de las partes en los últimos días.

El tópico de la refrendación es el sexto y último de la agenda de los diálogos, ahora centrados en el segundo tema correspondiente a la participación política, pero se coló en las negociaciones después de que el presidente Juan Manuel Santos propusiera al Congreso la semana pasada someter a referendo un eventual acuerdo de paz.

La iniciativa de Santos prevé que el referendo se efectúe en coincidencia con las elecciones legislativas que el país celebrará en marzo de 2014 o con las presidenciales de mayo del mismo año.

Las FARC, que respondieron a Santos con una unilateral y breve "pausa" de los diálogos el viernes, insistieron hoy ante los medios en los impedimentos "técnicos" y los "límites" de esa opción, y volvieron a abogar por la fórmula de una Asamblea Nacional Constituyente para la refrendación.

Sobre ese tema y el del marco jurídico para la paz, los insurgentes manifestaron que "se han dejado sentadas posiciones que dejan en claro los puntos de vista que cada una de las partes tiene, tratando de encontrar aproximaciones".

No obstante, la guerrilla recordó que ese debate tendrá "su momento" y Colombia podrá expresar "en masa" su opinión al respecto.

"Aunque los avances son concretos, estamos invitando al Gobierno a retomar con celeridad el segundo punto de la agenda, que es el que en su orden corresponde", añadió el grupo rebelde.

En ese sentido, el número dos de las FARC y su jefe negociador, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, precisó que en este ciclo se construyó "poco acuerdo" sobre participación política debido a los esfuerzos que dedicaron a debatir otros temas.

Por ejemplo, De la Calle se refirió al próximo foro de participación ciudadana para la solución al problema de las drogas ilícitas que se realizará en Colombia, y a propósito del cual ambos equipos se reunieron con representantes de la ONU y del Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional.

"Queremos una Colombia sin coca. Sería un paso gigantesco para el país y para el mundo. Y lograr que las FARC colaboren en este propósito sería un elemento muy importante de estas conversaciones en La Habana", destacó.

De la Calle resaltó además algunos tópicos "interesantes" de la ronda como "el reconocimiento público que han hecho la FARC respecto a su responsabilidad frente a las víctimas".

"Es un paso importante pero solo es un primer paso", aseveró el exvicepresidente, quien subrayó que la "reconciliación de la sociedad colombiana pasa por reconocer a todas las víctimas del conflicto sin distinguir entre unas u otras por razón del victimario".

A su vez, las FARC admitieron que en este ciclo trataron de "manera especial" el tema de las víctimas "inquiriendo por la responsabilidad histórica de quienes generaron y participaron en esta guerra que hoy requiere de un acto de contrición de todos".

Las partes anunciaron que el 9 de septiembre retomarán la mesa en La Habana, sede permanente del proceso desde su inicio en noviembre pasado para poner fin al conflicto colombiano que ya dura más de 50 años. EFE

arj/eat