"Encuentro" televisado de la última oportunidad en Alemania para el rival de Merkel

A tres semanas de las legislativas alemanas, Angela Merkel y su rival Peer Steinbrück se enfrentan el domingo en debate televisado, una de las últimas oportunidades del socialdemócrata para marcar puntos ante la muy popular y favorita canciller.

Steinbrück, de 66 años, ex ministro de Finanzas de Merkel en un gobierno de "gran coalición" entre 2005 y 2009, nunca ha conseguido hacerse un sitio en la campaña frente a la canciller de 59 años, que lo ha ignorado olímpicamente.

"Steinbruck no tiene nada que perder, y ésa es su ventaja" opinaba el sábado el diario de centro-izquierda Süddeutsche Zeitung, mientras que "Merkel debe batallar a la vez contra su adversario y contra las expectativas que suscita entre el público".

Según un sondeo publicado el viernes, los conservadores de Merkel tienen 41% de intenciones de voto en las legislativas del 22 de septiembre, más que los social-demócratas y su tradicional aliado ecologista juntos (respectivamente a 26 y 11%). Los Liberales, pequeño partido de la coalición gubernamental, logran 5%.

En una entrevista publicada el sábado en el Bild, el diario más leído del país, la mitad de los alemanes apuestan por una victoria de Merkel en el duelo televisado, contra 11% para Steinbrück. Un 32% piensa que habrá empate.

En términos de popularidad, cerca de 30 puntos separan a Steinbrück de la canciller en los sondeos. Desde que anunciara su candidatura a las cancillería a fines de septiembre de 2012, el socialdemócrata ha perdido incluso terreno frente a Merkel, la personalidad política preferida de los alemanes.

Angela Merkel es elogiada en particular por su gestión de la crisis del euro, en un país económicamente próspero si se lo compara con la mayoría de sus vecinos.

"Merkel es más bien una personalidad tranquila, poco dada a querellarse en público", afirma uno de los cuatro presentadores encargados de la emisión televisada, Peter Kloeppel, de la cadena privada RTL. "Peter Steinbrück es más agresivo y ello podría hacer que el duelo sea más interesante", añade.

Otra personalidad que podría también dar interés suplementario al "encuentro" televisado es el presentador de programas de variedades, Stefan Raab, de 46 años, antiguo candidato al concurso de la canción de Eurovisión, encargado de animar el debate junto a Kloeppel y otras dos presentadoras de las cadenas públicas.

Entre los grandes temas abordados estará la crisis siria, en el centro de la actualidad, un tema que no debería permitir al socialdemócrata marcar puntos decisivos. En efecto, la canciller hizo saber el viernes que excluía una participación alemana en una eventual intervención militar, una declaración bien acogida por una población generalmente poco adepta a las operaciones en el exterior desde el final del Tercer Reich.

En cambio, Steinbrück ha dicho que interrogará a la canciller sobre el coste de la crisis de la zona euro para el contribuyente alemán, acusándola de haber "distribuido somníferos" a los electores.

Pero también en este terreno le costará al socialdemócrata marcar puntos, ya que su partido ha votado todos los planes de ayuda a los países en crisis, junto a la mayoría de centro-derecha de Merkel.

En cambio, sí puede ser eficaz al referirse al aumento de las desigualdades en Alemania en los últimos años, puesto que los socialdemócratas han puesto la cuestión de la justicia social en el centro de su programa.

La emisión durará 90 minutos, y se inicia a las 18H30 GMT.

clp/fjb/tj/me.zm