Hallan en un hotel de México a 35 hondureños indocumentados, 10 menores

Autoridades de México hallaron este martes a 35 hondureños indocumentados en un hotel del estado de Tabasco (sureste), entre los que se encontraban 10 menores, informó el mexicano Instituto Nacional de Migración (INM).

En una verificación realizada al hotel, agentes migratorios revisaron "cada habitación, encontrando en 11 de ellas a los extranjeros, que no pudieron acreditar su legal estancia en el país", indica un comunicado del INM.

La institución precisó que en el grupo de indocumentados se encontraban seis mujeres, dos de las cuales viajaban con sus hijas menores de edad.

Además, habían otros ocho menores no acompañados (seis varones y dos niñas), con edades de 7 a 15 años, y según las autoridades sus familiares podrían haber pagado para su traslado a Estados Unidos.

Los menores fueron puestos bajo el cuidado de Oficiales de Protección a la Infancia, mientras que los adultos fueron puestos a disposición de agentes migratorios, precisó el INM.

Por otro lado, en el vecino estado de Chiapas, siete policías del municipio de Cacahoatán, fronterizo con Guatemala, fueron detenidos y acusados de abuso de autoridad en agravio de una pareja de migrantes hondureños.

La fiscalía local informó que en el momento de la agresión, el 28 de junio, la pareja indocumentada se encontraba en un comercio, cuyos propietarios llamaron a la policía argumentando que los hondureños habían abierto un paquete de pañales que no habían pagado.

"Tras arribar a la tienda, los efectivos detuvieron de forma ilegal a los migrantes a quienes golpearon provocándoles heridas en diversas partes de su cuerpo", señaló en un comunicado la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Cometidos en Contra de Inmigrantes.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), unos 140.000 extranjeros ingresan de manera ilegal cada año a México para tratar de llegar a Estados Unidos, y muchos de ellos pagan a "polleros" o traficantes de personas para que los guíen.

En su ruta clandestina, los migrantes se exponen a robos, extorsiones, violaciones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de funcionarios.

El INM ha señalado que el fenómeno de los niños migrantes que viajan solos por México "se ha incrementado de manera importante" en los últimos meses.

str-yo/cd